Niño con auricularesEl sonido de una sirena de un coche de policía, bomberos o ambulancias, el de un concierto de rock o el de una motosierra pueden causar lesiones auditivas en la vida real, pero, sobre todo, cuando se trata de un juguete infantil que imita esa realidad y que no cumple las normas específicas.

Aunque todos los productos del mercado tienen que cumplir necesariamente la normativa amparada bajo las siglas CE, se siguen dando casos en los que se incluyen dichas siglas pero se incumple la reglamentación. Por ello, la asociación sin ánimo de lucro “CLAVE atención a la deficiencia auditiva” recomienda adquirir juguetes infantiles con dispositivos sonoros que cumplan diversos requisitos.

En concreto, recomiendan que los niños jueguen bajo la supervisión de un adulto para que no hagan un uso inadecuado de los juguetes, que no se utilicen cerca del oído los juguetes no diseñados para tal efecto, como por ejemplo la sirena de un camión de bomberos, y comprobar que el juguete adquirido cumple la normativa europea y lleva la marca CE.

Artículo: Periódico Casa Salud nº19