Un buen catálogo de servicios Social Media debe incluir un contenido adecuado y de calidad.

Cuando se trata de servicios Social Media podemos decir que un buen  contenido es aquél que es adecuado a los intereses de la comunidad, que gusta y es compartido.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el contenido debe resultar atractivo para la comunidad, versar sobre temas que sean de interés general para la misma, pero además debe ser un contenido que incite a la interacción. Para ello lo más sencillo es recurrir a los sentimientos y compartir contenido que incite al buen humor o a la solidaridad, por ejemplo. Hay quienes utilizan la técnica de compartir contenido que pueda llevar a la polémica para hacer crecer la interacción pero hay que tener cuidado porque puede ser un arma de doble filo y acabar desatando una crisis.

Otro aspecto muy importante es el tono. Cada marca quiere crearse una determinada imagen y dirigirse a un público concreto. En función de estos criterios el tono que debe usarse para la comunicación puede ser más formal o más informal. A la hora de escribir post en Social Media, debemos tener también cuidado y no ser demasiado extensos ya que de lo contrario acabamos perdiendo el interés de la audiencia.

El último aspecto que destacamos hoy en relación con los servicios Social Media y el contenido que suelen compartir los profesionales del sector, es que debemos tener en cuenta que no todas las comunidades son iguales y no siempre lo que funciona para una marca va a funcionar para otra, precisamente por ello es importante recurrir siempre a la monitorización para saber que contenido gusta más, cual es el más compartido y cual es el que es capaz de generar un mayor índice de conversación. De esta forma será mucho más fácil cumplir los objetivos que la marca se haya fijado.

Artículo: empresa2cero.com