moda infantilLa moda infantil, capea la crisis con grandes dosis de innovación. Sin embargo, les falta madurez e iniciativa y adoptar el canal de Internet como la gran oportunidad de aumentar sus ventas, disminuir costes y generar beneficios a corto, medio y largo plazo.

Las marcas deben atender Internet, su imagen online y preguntarse, ¿cómo me perciben mis clientes?, ¿damos imagen de calidad, seriedad, servicio?, ¿se aprecia en mi web el verdadero carácter de mis productos?, ¿comprarían mi marca?.

Posicionamiento

El sector ha iniciado un incipiente trabajo de SEO (Search Engine Optimization), o posicionamiento natural. No obstante, el sector se encuentra en desventaja con respecto al internacional, ya que se advierte cierta inexperiencia en la optimización SEO de los sites. Además es muy común la utilización de “flash” (software con el que han creado sus páginas web), hará a estas webs invisibles ante el creciente mercado desde las búsquedas de smathphones o tablets, al igual que imposibilitarán su indexación por parte de los buscadores.

Redes Sociales

Por lo que respecta a redes sociales, el sector entiende y asume que el factor viral de las redes sociales es un elemento indispensable para aumentar la visibilidad en la red, y por tanto, la conversión (se produce en el momento en el que el usuario realiza la acción clave que nos hemos puesto como objetivo, sea un pedido, un registro, etc). Se intuye cómo las compañías identifican Facebook, como una red social más enfocada a la viralidad y la conversión, y Twitter como algo que referencia más a la visibilidad y al branding.

El contenido

El nivel de innovación, producción y actualización en los contenidos también es un tema analizado y en este sentido se ha observado un acusado punto de tradicionalismo, encontrando escasas muestras de I+D+i en este aspecto. Así, las estructuras de contenidos caducos, como la escasa actualización o poca introducción de elementos de conexión con el usuario determinan el panorama. Siguiendo este argumento, sólo el 40% de las marcas, cuenta con un blog corporativo, en el que se tratan temas como: la asistencia a ferias del sector; el lanzamiento de nuevos productos o la apertura de los mismos a nuevos distribuidores y tiendas generalistas.

En general, se detecta en el sector un retraso respecto a otros subsectores de moda en la utilización de Internet, como herramienta de ventas.

La buena noticia es que, a pesar de tener un camino largo por delante, los resultados están ahí y existe una gran posibilidad de desarrollo. Recordemos que el target al que nos dirigimos, que consume este tipo de productos: los niños/as y aquel que los compra: mujeres, entre 30 y 55 años. Se puede llegar a ellos y sobre todo se puede fidelizar. Los pasos son tres: adquirir tráfico, convertirlo en ventas y bases de datos y por último fidelizarlo.

Falta mucho que hacer así que, ¡manos a la obra!