SeguridadLas estadísticas muestran que es en casa donde sufren la mayor parte de los accidentes, siendo las caídas y las intoxicaciones las principales causas de daños y lesiones.

Con la llegada de un bebé, la casa se llena de alegría, pero al mismo tiempo los padres debemos adaptar nuestros hábitos de vida, al igual que nuestra casa, ya que debemos equiparla para convertirla en un lugar donde el bebé pueda crecer de forma segura.

Durante sus primeros meses de vida, el bebé tiene una capacidad de movimiento muy limitada, por tanto, la posibilidad de que se produzca una situación de peligro es reducida.

A medida que nuestros pequeños/as van creciendo, aumenta el peligro. Empiezan a gatear y a explorar todo lo que tienen alrededor, lo tocan todo, se lo meten a la boca, etc. Llegado este momento, lo más importante es adpatar la casa para eliminar riesgos y prevenir posibles accidentes domésticos.

Es importante, utilizar cierres de seguridad en armarios, cajones o puertas. También evitará muchos problemas, el hecho de adquirir barreras para puertas que impidan el acceso de los niños a determinados lugares o para bloquear escaleras. Deberíamos utilizar protectores en los enchufes de la casa que impidan al niño meter los dedos.

También es conveniente que vigilemos nuestros gestos y nuestras acciones en la vida cotidiana. Debemos de actuar con sentido común y estar atento a recomendaciones tales como no acostar al bebé bocabajo, evitar que juegue con bolsas de plástico, controlar la temperatura del agua al bañarlo o no darle juguetes que tengan piezas pequeñas.

Cuidado con la cocina. Este es uno de los lugares más peligrosos de la casa, sobre todo si se está cocinando. Hay que evitar que tengan acceso a los cubiertos y especialmente a los productos de limpieza.

En el baño. Hay que prestar atención a los medicamentos y a los cosméticos,mantenerlos alejados de su alcance. La puerta del baño y la tapa del inodoro deben estar cerradas. En la bañera, debe ponerse una alfombra antideslizante y nunca dejar al peque solo/a. A la hora del baño, utilizar jabón, gel y champú con Ph neutro para prevenir posibles irritaciones o picores.

En la habitación. Debemos conseguir que sea un espacio tranquilo, seguro, ventilado y con buenas condiciones de luz.

¡Ojo con los descuidos!: bolsas deplástico, juguetes desmontables, cerillas y mecheros, cables, globos, botones,objetos de cristal, lazos y cordones. 

Artículo: Dulcebebé. Guía 2010. Edición nº7