lactancia maternaMuchas madres abandonan la lactancia natural cuando sus pequeños comienzan en la escuela infantil. Con la intención de ayudar a que esta situación cambie, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha elaborado un protocolo con el que pretende contribuir a mantener la lactancia materna cuando el bebé asiste a la escuela infantil.

En algunos casos son las propias madres las que desconocen cómo almacenar y conservar la leche, y en otros son los centros infantiles los que no está habituados a este procedimiento.

La leche materna resulta más fácil de conservar y almacenar que la leche artificial. Según este protocolo, la leche materna puede mantenerse a temperatura ambiente unas 24 horas. Si no se va a administrar en el día, los pediatras proponen congelarla. Los envases de cristal son la opción más adecuada y puede durar al menos dos semanas en el congelador.

Para descongelar, se sumerge el recipiente en otro con agua caliente. Después, se puede guardar en la nevera un máximo de 24 horas,nunca congelar de nuevo.

Para llevarla a la guardería, se aconseja que la leche se distribuya en tantos biberones como tomas vaya a hacer el bebé, y que estos lleven una etiqueta con la fecha de consumo y el nombre y dos apellidos del niño/a.

La leche debe transportarse refrigerada en una nevera portátil y almacenarse en la nevera de la guardería nada mas llegar.

Artículo: Revista Ser Padres. Diciembre 2012