• InseminaciónINSEMINACIÓN ARTIFICIAL. Según los expertos del IVI, «consiste en la colocación de una muestra de semen, previamente preparada en el laboratorio, en el interior del útero de la mujer, con el fin de incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundación del óvulo». De este modo, añaden, «se acorta la distancia que separa al espermatozoide del óvulo y se facilita el encuentro entre ambos». Cada inseminación artificial en un centro privado cuesta a partir de 700 euros.
  • FECUNDACIÓN IN VITRO. La principal diferencia con la técnica anterior es que la unión del óvulo y el espermatozoide se realiza en el laboratorio. Cada ciclo de FIV en un centro privado cuesta a partir de 3.500 euros, a los que habría que sumar el precio de la medicación (más de 1.000 euros). El proceso consta de varias fases:
  1. Estimulación ovárica. La paciente tiene que inyectarse medicamentos durante aproximadamente 10 días. Los pinchazos se realizan en el abdomen.
  2. Punción. Se realiza con sedación. Consiste en aspirar el líquido folicular, donde están los ovocitos. Los que se extraen pasan al laboratorio, donde los biólogos intentarán fecundarlos con el semen de la pareja de la paciente o de un donante.
  3. Transferencia embrionaria. Si los biólogos han conseguido embriones, 48 horas después de la punción se implantan los mejores (un máximo de tres) en el útero de la paciente. Si es posible, los embriones restantes se congelan.
  4. Betaespera. Son los 15 días que transcurren desde la transferencia embrionaria hasta la realización del análisis de sangre que determinará si se ha producido implantación del embrión.

El centro adecuado

Elegir un hospital público o una clínica privada:

  • La Seguridad Social ofrece técnicas de reproducción asistida a aquellas mujeres que hayan cumplido los 18 años y tengan probabilidades razonables de éxito. Pero con limitaciones. Una de ellas la edad, que se establece en un máximo de 40 años, porque en ese momento disminuye la posibilidad de embarazo y aumenta la de aborto. Y únicamente se ofrecen esos tratamientos a quienes padecen problemas de fertilidad. No todos los hospitales públicos atienden a mujeres sin pareja o cuando esta es del mismo sexo. Normalmente solo se inicia el tratamiento si existe un problema médico.
  • En las clínicas privadas el proceso es más rápido y los límites de edad son más extensos, incluso hasta los 50 años. Muy pocos centros públicos cuentan con bancos de semen o programas de donación de ovocitos (se pueden consultar en este link de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida: www.cnrha.mspsi.es/registros/centros/), por lo que la paciente que lo necesite debe conseguir los gametos (semen u ovocitos) en una clínica privada. Los precios para un ciclo de Fecundación in vitro oscilan entre los 4.000 y los 7.000 euros. Y una inseminación artificial entre los 700 y 900 euros.

www.elmundo.es/yodona