DibujandoAunque siempre ha habido debate respecto a este tema si son necesarios o no, lo mejor es tomarlos como algo positivo para los niños/as que les ayuda a afianzar los conocimientos que aprenden durante el curso.

Otra función importante de los deberes en los primeros cursos de Primaria es favorecer la creación de un hábito de estudio en los niños/as. En casa deben reibir la ayuda necesaria para organizar su tiempo y planificar las tareas, con la idea de estimularles tanto por parte del colegio como por nuestra parte a que se conviertan en estudiantes eficientes.

Planificación

Lo mejor es que el niño/a dedique todos los días un ratito al trabajo escolar (dejando, por ejemplo, el fin de semana libre, siempre y cuando en el “cole” no le manden los deberes precisamente el fin de semana). El objetivo es crear un buen hábito de estudio.

No debemos olvidar, que cada niño/a tiene su propio ritmo de aprendizaje. Además, siempre hay que valorar el horario de los peques, adaptando el tiempo de deberes diario a la horas invertidas ebn actividades extraescolares. y sin olvidar que necesitan tiempo para jugar.

Ambiente de estudio

Disponer de un espacio apropiado para estudiar es fundamental, es recomendable que sea en su propia habitación ya que es parte de su identidad. Los niños/as necesitan su propia mesa donde tengan todo lo necesario para realizar las tareas adecuadamente.

Muy importante, deben sentirse motivados y orgullosos de su trabajo y la mejor manera de conseguirlo es mediante los elogios de sus padres, por tanto, no olvidar, de vez en cuando, decirles lo bien que lo están haciendo, cuánto estan trabajando y lo orgullosos que estáis de ellos/as.

Por último, intentad que los deberes los hagan ellos/as solos/as pero en algún momento viene bien que se sientan apoyados con vuestra ayuda.

Fuente: Guía del niño. Nº 131