Muñeco de playmobil con carro de la compraCon la llegada de un bebé, los papás nos volvemos más marquistas. En alimentación y droguería una familia con hijos destina el 46% de su presupuesto en llenar su cesta con las principales marcas de fabricante frente al 42,8% de hogares sin hijos. De hecho, la cuota de las marcas líderes crece en todas las categorías que toman más peso en la cesta de la compra de los hogares con bebé, como la leche, el agua envasada o las colonias.

Los hogares con bebés racionalizan más sus compras y visitan menos el punto de venta, 77 días por los 89 días del hogar sin bebé. Realizan más compras en supermercados (45,4% frente el 43,9% que gastan los hogares sin bebés) e hipermercados (27,2% frente 26,6%) y menos en discount (14,3% frente 15,4%). La búsqueda de calidad y confianza nos lleva a realizar nuestras compras de productos frescos y perfumería en el canal especialista.

Ampliar datos en: Marketing News