embarazoDesde 2002, año en que los centros de reproducción asistida comenzaron a atender como algo ya no tan inusual a mujeres solteras heterosexuales que deseaban ser madre y demandaban un tratamiento de fertilidad, el incremento ha ido in crescendo anualmente, llegándose a incrementos del 100%, según datos estadísticos de los centros afiliados a Anacer (Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida). Cerca del 40% de las mujeres que se someten a estos tratamientos lo hacen solas. Los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) hablan de más de 1.500 mujeres que anualmente son madres por reproducción asistida.

El hecho de que la mujer esté más concienciada en acceder a un tratamiento antes de los 35 años facilita las posibilidades de embarazo, comenta Rosa Maestro, fundadora de la web www.masola.org (madres solteras por elección), ya que la fertilidad cae en picado a partir de los 40 años, edad en la que unos años atrás era más que habitual en las mujeres sin pareja. De hecho cada vez son más los niños/as nacidos por donación de gametos como consecuencia del retraso de la mujer en la maternidad. Lo que hace que, según Carmen Catalayud del centro de reproducción asistida CREA Valencia, “la donación de gametos sea cada vez más asimilada como algo natural y por eso mismo ha aumentado la demanda de mujeres jóvenes para ser donantes”.

Tratamientos que no dejan de ser muy caros y que no siempre cubren la Seguridad Social, sobre todo en mujeres solteras o parejas de mujeres.

La edad de las mujeres que acuden a la clínica solas se aproxime más a los 40. La edad es muy importante y las mujeres sin pareja recurran más a la donación de óvulos cuando sobrepasan los 40 años.

Artículo: www.anacer.es