Niña tomando biberónImagino que en esta época del año, y eso que en la actualidad disfrutamos de días de calor, en casa ya estamos desesperados con ver a nuestros hijos llenos de mocos.

Este problema está relacionada en gran medida con el cosnumo de leche.

Las estadísticas muestran que entre un 2 y un 3 % de los niños experimentan alergia a la proteína de la leche de vaca en su primer año de vida. Ante esta situación, a los padres se  nos platea la gran duda: de jo de darle leche a mis hijos, y que pasa con el calcio que esta aporta?.

Con el fin de mantener un consumo de calcio adecuado y no exponer al niño a alimentos alergénicos, una medida especialmente recomendada por pediatras y nutricionistas es optar por la leche de soja y los derivados de la misma como el tofu. Esta leche, a diferencia de la de vaca, carece de las proteínas que provocan la alergia, así como de lactosa, otro nutriente que provoca intolerancias alimentarias.

La leche de soja es una fuente excelente de aminoácidos esenciales, necesarios para el crecimiento y el desarrollo del niño. Por tanto, la calidad de las proteínas es muy buena y equivalente a las de origen animal. El perfil de grasas que ésta presenta es muy saludable, ya que carece de colesterol y presenta una buena proporción de grasa poliinsaturada. Además, contiene hierro, calcio (suelen ir enriquecidas en este nutriente), vitamina E y vitaminas del grupo B.

Será esta la solución?.

Noticia completa: consumer eroski