Suelo PélvicoOlga Polo, matrona de Osakidetza. Con 36 años de experiencia, explica que la principal causa de la pérdida involuntaria de orina es el debilitamiento del suelo pélvico. Es decir, del sistema de músculos y ligamentos que cierran la base del abdomen “manteniendo en posición correcta la vejiga, el útero y el recto en contra de la fuerza de la gravedad”.

El mejor remedio para evitar la incontinencia es fortalecer ese grupo muscular. Para ello, Olga Polo ha patentado un producto sanitario que ya se comercializa en las farmacias de España y de algunos países de Europa.

Bajo la denominación de “Boltex Inertial“, se trata de un dispositivo que se inserta en la vagina con el fin de tonificar y rehabilitar la musculatura con independencia de las características anatómicas y morfológicas de las usuarias. En un mercado libre su precio varía, pero el recomendado por su creadora y la empresa que lo fabrica es de 45 euros.

El diseño de producto es fruto de años de investigación que permitió poner en marcha en Osakidetza el primer programa de prevención y tratamiento del problema. Esta investigación demostró que la alta prevalencia de la incontinencia fruto de un esfuerzo (la más común), limita de forma importante el bienestar de las mujeres y genera un elevado gasto sanitario.

En sus indicaciones de uso, “Boltex Inertial” detalla que, además de tratar la incontinencia cuando ya se ha manifestado, constituye un método preventivo para evitar los prolapsos (debilidad) de los órganos pélvicos en la menopausia y las disfunciones sexuales derivadas de la falta de tono muscular.

Si se es constante en el tratamiento, se pueden empezar a evidenciar los resultados entre 3 y 6 meses. Una vez que la incontinencia se ha resuelto, la mujer debe realizar un mantenimiento toda su vida ya que con la edad los músculos tenderán de nuevo a la relajación.

Periódico El Correo 9/2/2014