Familia sentada en el sofá viendo la telePara obtener beneficios para la salud y prevenir los efectos negativos del sedentarismo, los expertos aconsejan la práctica de actividad física diaria en niños/as y adolescentes.

En España, la media de educación física en los centros escolares es actualmente de unos 70 minutos a la semana, muy por debajo de otros países como los nórdicos, donde dedican 3 horas semanales como mínimo.

En España costumbres como la de ir andando al colegio es una práctica que está en desuso.

La mayoría de españoles conoce los beneficios que aporta la actividad física para la salud y son conscientes de que la vida cada vez más sedentaria de los más pequeños es la principal causa del aumento de la obesidad y el sobrepeso infantil en nuestro país, seguido de la ingesta excesiva de calorías. De igual modo, están al tanto de que la prevención de la obesidad y el sobrepeso influye directamente en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Para los niños con sobrepeso el tratamiento incluye un cambio en el estilo de vida fomentando desde el ámbito familiar una dieta más saludable y mayor actividad física.

Por otro lado, investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) y de la de Michigan (EEUU) han llevado a cabo un estudio que constata que ver la televisión tiene un impacto negativo a largo plazo tanto en el rendimiento académico como en los hábitos de vida saludables. A largo palzo, los menores que pasan más tiempo delante del televisor tienen más problemas socioemocionales y de atención en el colegio.

“La primera infancia es un período crítico para el desarrollo cerebral y la formación del comportamiento”, aclaran los investigadores. “Cognitivamente, los primeros años culminan con el desarrollo y la expansión de las habilidades intelectuales que ayudarán al niño/a a procesar mejor la información, a interactuar con su medio y , eventualmente, a utilizar la lógica para entender las matemáticas”.

Artículo: El periódico de la farmacia. Nº 96