FútbolSegún el estudio Aladino, elaborado por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), basado en hábitos de más de 7.500 niños/as españoles de 6 a 9 años, el 26,2 % de los menores tiene sobrepeso y más del 18 % padece obesidad, una patología que sobre todo afecta a aquellos niños/as que no desayunan o no lo hacen de la forma adecuada, y es que apenas el 3,8 % de los niños/as toma un “desayuno completo con leche, cereales y fruta”.

El doctor Juan José Díaz, experto de la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica ha insistido en la importancia de “concienciar a los más pequeños para que siempre desayunen” de forma saludable y suficiente, pues el 21,2 % sólo toma leche, más del 73 % nunca ingiere pan integral y apenas el 8,8 % incluye fruta o zumo natural.

Además, muchos niños/as no van andando al colegio y “pierden una oportunidad muy sencilla” de hacer ejercicio, pues el 90% de los menores que tienen que desplazarse más de dos kilómetros para llegar al centro optan por el coche, el transporte público o el autobús escolar mientras que casi la mitad de quienes viven más cerca hacen el trayecto a pie.

“Se pasa poco tiempo en familia”, se organizan pocas comidas en las que todos estén presentes y muchos niños/as suelen comer delante de la televisión, ha agregado el doctor, quien también ha criticado que el currículum escolar no implante más horas destinadas a la actividad física.

Otros factores que influyen en la obesidad infantil son el hecho de ser varón, pesar más al nacer y tener padres obesos o fumadores, pues casi el 20 % de los niños con esta patología proceden de familias en las que ambos progenitores fuman.

Los menores que pasan dos horas diarias o más enfrente de la pantalla del ordenador o la televisión tienen más posibilidades de sufrir exceso de peso, tal y como desvelan los datos: el 30,6 % de niños/as obesos y el 25,2 % de los pequeños con sobrepeso se incluyen en este grupo.

Los antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o hipercolesterolemia en la familia también influyen, al igual que los aspectos socioeconómicos: la obesidad infantil “se asocia a un menor nivel educativo y menos ingresos familiares”, ha señalado la doctora Irene Bretón, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

El estudio también desvela que el 60 % de los niños/as que duermen menos de ocho horas padecen obesidad o sobrepeso, las causas de un posible bajo rendimiento escolar, falta de autoestima o graves problemas de salud en el futuro.

Algunas de las claves para prevenir la “epidemia del siglo XXI” en los niños son tomar tres piezas de fruta al día, aumentar el consumo de cereales integrales y pescado azul, reducir el tamaño de las raciones, evitar el abuso de dulces, prescindir de las grasas saturadas y realizar 60 minutos diarios de actividad física, ha destacado el doctor Díaz.

www.efesalud.com