Pequeños independientesSegún los expertos en educación y psicología infantil, el desarrollo de la independencia y la responsabilidad en los niños es vital, para que éstos crezcan sanos de mente y espíritu. Los niños cuya dependencia emocional hacia los padres y tutores es excesiva, tienden con mayor frecuencia a desarrollar fobias y patologías de mayores, relacionadas con la autoestima y con la personalidad en general.

Entre los 12 meses y los 4 años, la mayor parte de los niños desarrollan su salida hacia ‘el mundo exterior’ y su autonomía durante estos años. El control sobre su propio cuerpo cada vez es mayor, así como de sus movimientos, primeras palabras e ideas que transmite, etc. Es importante dejarless disfrutar un poco de su espacio vital.

No es bueno que los padres sobreprotejan a sus hijos/as ya que pueden perjudicar la autoestima del pequeño/a así como su seguridad. Tampoco es aconsejable mostrarse intransigentes con ellos/as, debemos ser firmes y dar cuenta de nuestra autoridad pero sin exagerar ya que podemos provocar en los pequeños que no se dirigan a nosotros con total confianza y seguridad y les puede condicionar en un futuro en su autonomía.

Dejarles su propio espacio y su propia vivencia (sin pederles de vista) para que se equivoquen y aprendan de sus propios errores y estar a su lado para explicarles y aconsejarles.

Fuente: Ser Padres es facilísimo