Teddy KilinikEl hospital universitario de la Charité de Berlín, que acaba de cumplir 300 años, ya ha “curado” a un total de 3.000 muñecos en su particular clínica para peluches “Teddy Klinic”, un proyecto a través del que se intenta que los más pequeños pierdan el miedo a los médicos. Diagnosticar las enfermedades, establecer su tratamiento y conocer los cuidados que deben seguir los muñecos durante su mejoría, son las principales tareas de este original departamento del hospital berlinés pensado para que los niños de preescolar tengan un acercamiento divertido al mundo de la medicina.

La “Teddy Klinik” (hospital para peluches) de la Charité abre sus puertas al público un par de semanas al año, momento en el que las guarderías de la ciudad aprovechan para llevar a los niños/as a conocer sus dependencias. Cada niño/a adopta durante unas horas a un muñeco y, convirtiéndose en su padre o madre ficticio, puede preguntar a los médicos todas las enfermedades de sus peluches.

Este año las puertas de la “Teddy Klinik” de la Charité se abrieron hace unos días. Durante esas visitas, a los niños/as se les enseñan las dependencias hospitalarias, conocen a los pacientes de peluche y pueden preguntar a los médicos todas aquellas dudas que tengan sobre enfermedades, tratamientos o sobre la profesión de doctor.

La “Teddy Klinik” es una idea que surgió en Suecia y que con el paso del tiempo se ha extendido por diversos países del mundo, entre ellos Alemania, donde existe una en casi todas las ciudades en las que se ubican clínicas importantes. El fin de este original proyecto es que, desde pequeños, los niños/as tengan un acercamiento lúdico al mundo de los hospitales y los doctores para intentar quitarles el miedo que suelen provocar en ellos la idea de tener que ir al médico.

Durante estas excursiones a la “Teddy Klinik”, a los niños/as también se les enseña cómo son las ambulancias, al tiempo que se les dan charlas sobre hábitos alimenticios saludables y sobre cuidado dental.

 

Artículo: El Diario Alerta Nº 41.