piespiesDurante el primer año de vida todos los bebés tienen los pies planos porque sus huesos son extremadamente flexibles y se aplanan cuando el bebé los posa en el suelo. Además, los pies tienen una almohadilla de grasa en la planta que oculta el arco y hace que esta parezca incluso convexa.

A partir del segundo cumpleaños, la almohadilla plantar irá desapareciendo y poco a poco irá quedando a la vista la concavidad de la planta del pie.

Hacia los seis años los arcos plantares serán evidentes, solo a partir de ese momento el médico puede diagnosticar si el pequeño tiene o no pies planos.

Solo el 10% de los niños/as mantienen los pies planos a partir de esa edad. Estos no causan problemas si son flexibles, por lo que los pequeños no deben llevar plantillas ni zapatos especiales.

Artçiculo: Revista Ser Padres. Abril 2013