playaPlaya de Samil, Vigo

En Galicia hay playas espectaculares, pero no siempre son muy accesibles para ir con niños/as, por ese motivo es preferible mantenernos es una zona de confort con múltiples servicios. La playa de Samil (Vigo) cubre un gran amplio espectro de ventajas: tiene más de un kilómetro de arena fina, muchos aparcamientos, piscinas, juegos infantiles y hasta pista de patinaje. En la playa también está el Verbum, un museo interactivo y divulgativo sobre la comunicación humana ideal para niños a partir de 6 años.

Playa de la Griega – Colunga – Asturias

En Colunga, donde se encuentra el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), de obligada visita con niños/as, encontramos esta playa perfecta para la familia. En pocos sitios de la costa podemos aunar dos pasiones de los niños/as, la playa y los dinosaurios. Desde la Griega hay una pequeña excursión hasta unas huellas de dinosaurio, perfectamente señalizada y accesible. Otra ventaja de esta playa es que, en sus 600 metros de cómoda arena, desemboca el río Colunga en cuyos meandros los niños/as son los reyes dejándose llevar por su suave y segura corriente.

Salou

La playas de Salou, principalmente la de Poniente y la de Levante son dos destinos clásicos para ir con niños/as. En Salou tienes actividades para cubrir los gustos de niños/as de todo rango de edad. Se puede practicar windsurf, vela, montar en un ski bus, jugar al baloncesto o voleibol. Son playas de pendiente prolongada por lo que hay que adentrarse mucho en el mar para que cubra. En las playas de Salou reparten pulseras para poner a los niños/as con el teléfono de sus padres para, en caso de perdida, la localización sea rápida.

San Juan, Alicante

La larguísima playa de arena fina de cerca de 3 km de longitud que llega hasta la localidad de Campello cuenta con un importante tramo de su paseo marítimo renovado y cerrado al tráfico. Es una apuesta segura para ir con niños muy pequeños.

La Manga

Repartida entre los municipios murcianos de Cartagena y San Javier, La Manga siempre ha contado con una ventaja sobre otras localidades costeras: tener dos mares separados por unos metros. El mar Mediterráneo de una parte y el calmado Mar Menor, ideal para el baño de los más pequeños pero también para la práctica de deportes náuticos, por adolescentes, como el piragüismo, paddle surf o la vela.

Playa de Burriana, Nerja

Con 800 metros de longitud y de arena, la Burriana tiene un chiringo playero para tomar una paella a leña. Si te parecen pocos elementos para hurgar en tu nostalgia, siempre puedes hacer la Ruta de Nerja de Verano Azul.

Los Lances, Tarifa

En los Lances, en Tarifa, se dan las condiciones para practicar deportes para chavales más grandes, como el windsurf o el kitesurf. Una playa de más de 4 kilómetros de arena dorada para disfrutar de una zona natural protegida.

Isla Canela, Ayamonte

Esta playa de 5 kilómetros de arena fina está ubicada en un entorno natural, en el que desemboca el río Guadiana, con marismas, caños, arenales y dunas. La reciente urbanización de la zona con importantes complejos hoteleros y servicios para los visitantes la convierten en un destino cómodo para ir con niños/as.

 Playa de Muro, Mallorca

Esta playa, de dunas con vegetación baja y pinar, tiene una extensión de 5,5 kilómetros y se encuentra en la bahía de Alcudia de 8,5 kilómetros. La Playa de Muro posee un Área Natural de Especial Interés incluido en el Parque Natural de Albufera. Un lujo de playa de espectaculares aguas cristalinas y con baja ocupación por su gran extensión.

Playa del Inglés, Maspalomas, Gran Canaria

Con cerca de tres kilómetros de longitud esta playa con espectaculares dunas y arena fina cuenta con unas aguas bastante tranquilas. Además de las tradicionales actividades playeras los más pequeños quedan encantados con el paseo en camello por las dunas. Otro valor añadido para pasar unos días en esta zona es la existencia de un parque acuático en el centro de Maspalomas.

Artículo: www.elmundo.es