La proximidad física de un terminal móvil a un punto de distribución o de celebración de un evento permite la difusión de un mensaje SMS o MMS mediante tecnologías como Bluetooh.

Así, las personas que pasean por un centro comercial pueden recibir en su móvil la cartelera de cine o la oferta de una tienda de ropa y los que se aproximen a un concesionario de automóviles pueden ver como se dirige su atención hacia el escaparate para que descubran un nuevo modelo en lanzamiento.

Esta modalidad de marketing se llama Proximity marketing, esta modalidad busca los móviles equipados con bluetooth, y lanza las comunicaciones y ofertas en el lugar y en el momento adecuado.

La ventaja principal de la practica de este tipo de campañas es la economía, ya que tanto el envío como la recepción e información es totalmente gratuita al igual que la segmentación (radio de acción, tipo de información dependiendo del lugar, etc.

Estas campañas han evolucionado cada vez más hacia la geolocalización y se resuelven mediante aplicaciones, cupones y marketing de proximidad. Un buen ejemplo podría ser una campaña de check-in aprovechando las redes sociales (foursquare, facebook y twitter). Es una fórmula moderna de acercarse al usuario que puede generar una gran visibilidad y sobre todo, su realización no vale nada.

Artículo: www.agencia-de-publicidad.es