vacunasLa jefa del Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, Teresa Hernández-Sampelayo, ha recomendado vacunar frente al neumococo a los niños/as menores de 5 años y, especialmente, a los menores de 2 años, ya que tienen un alto riesgo de desarrollar la enfermedad invasiva por neumococo.

La infección por neumococo es la principal causa de enfermedades infecciosas y mortalidad prevenibles mediante vacunación en el niño/a. Esta patología está causada por el streptococcus pneumoniae y entre las infecciones más frecuentes destacan las infecciones respiratorias como la neumonía, neumonía complicada con derrame pleural y bacteriemia.

Además, de gran importancia por su gravedad, pero menos frecuentes, se encuentran la meningitis neumocócica y también la mastoiditis, como complicación de la otitis. “Este patógeno también se comporta de forma más agresiva en niños inmunodeprimidos por cualquiera de las causas que producen alteración del sistema inmunológico y en niños/as en tratamiento con medicamentos inmunosupresores”, ha comentado la experta.

Asimismo, también tienen riesgo de enfermedad neumocócica grave aquellos niños/as que no están inmunodeprimidos pero que tienen enfermedades de base que se asocian a infección neumocócica frecuente y de mayor gravedad, como los que tienen fístulas de líquido cefalorraquídeo, implantes cocleares o niños/as con enfermedades cardiacas, renales o pulmonares crónicas.

Según ha comentado el catedrático de Microbiología Clínica de la Facultad de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, Juan Picazo, los resultados de este estudio demuestran cómo, dos años después de su inclusión en el calendario vacunal, se ha reducido “a menos de la mitad” la tasa de incidencia de hospitalizaciones por enfermedad neumocócica invasora.

“Desde el punto de vista clínico, la efectividad de la vacuna se ha demostrado por un descenso significativo del número de hospitalizaciones como, por ejemplo, los casos por neumonías complicadas con derrame han bajado un 45%, las bacteriemias un 72% y las meningitis un 54%”, ha explicado.

Aunque la vacuna ya no está incluida en el calendario oficial de la Comunidad de Madrid y, por lo tanto, no está financiada en esta región, la doctora Hernández-Sampelayo ha asegurado que cuando se incluyó dicha vacuna en el calendario infantil de la Comunidad de Madrid se consiguió un descenso “significativo” del número de casos de niños/as con enfermedad neumocócica grave, se alcanzaron “altas” coberturas vacunales y una cierta protección de grupo. Asimismo, ha proseguido, se observó un descenso de los serotipos más virulentos.

Artículo: www.lainformacion.com