Corazón de gominolasFumar en casa perjudica la salud cardiovascular de nuestros hijos.

Vivir en un entorno saturado de humo tiene serias consecuencias para nuestra salud, pero, recientemente, la Asociación Americana del Corazón ha aportado nuevos datos que debemos tener en cuenta: el humo del tabaco aspirado por los niños no es sólo malo para los problemas respiratorios, sino que también tiene importantes efectos cardiovasculares. Estos riesgos se duplican en el caso de los pequeños que padezcan obesidad.

Según los investigadores de esta entidad médica, el humo incrementa la oxidación celular y la inflamación, lo cual se une al daño vascular que pueden padecer los niños con kilos de más.

Artículo: Gente Saludable. Nº 61. Febrero 2010.