Silla bebéLa silla de seguridad del bebé debe ir siempre orientada hacia atrás ya que esta posición es 5 veces más segura para los pequeños que la orientación hacia delante, porque puede prevenir lesiones graves en el caso de que se produzca una colisión frontal.

Según un informe de la Encuesta Nacional de Salud Infantil del Hospital C.S. Mott de Niños, de la Universidad de Michigan (EEUU), un 73% de las familias cambia la silla del bebé de orientación antes de que cumpla 24 meses, y un 30% lo hace antes de que su hijo/a tenga un año.

Sin embargo, según indican los expertos encargados de la investigación, “cuando la silla está orientada hacia delante, el respaldo de ésta no sirve de amortiguador, y todas las fuerzas del impacto hacen que la cabeza y los miembros del bebé se muevan hacia adelante, tirando de la silla”.

Artículo: Revista Mi Pediatra Nº70