En 2012 el uso de este tipo de aplicaciones creció un 25% mientras siguen cayendo las ventas de ERP tradicionales motivado porque las soluciones en la nube son más económicas y más sencillas de implantar.

Pero, ¿Qué debemos valorar a la hora de escoger la mejor para nuestro negocio?. Según la consultora IDC son seis los factores claves para escoger:

  1. Adaptabilidad. que la aplicación escogida disponga de una funcionalidad equivalente en contabilidad y facturación a las tradicionales de escritorio, para aprovechar las ventajas del cloud sobre la base actual de clientes.
  2. Flexibilidad. Debemos tener en cuenta que se pueda integrar con otros servicios cloud, como Drop- box o Google Drive.
  3. Simplicidad. Que sea sencilla en el uso pero con funciones extras como la generación de impresos de forma automática, digitalización de facturas, copias de seguridad automáticas…
  4. Abierta. Que permita acceder a los desarrolladores mediante la publicación de un API, para ampliar la funcionalidad de la solución y conseguir mayor valor añadido.
  5. Movilidad. Que puedas acceder desde cualquier lugar y dispositivo, ya que la movilidad es una de las principales ventajas de la nube.
  6. Migración. Escoger aquella que te permita migrar tus soluciones actuales de contabilidad y facturación conservando todos tus datos actuales.

Revista Emprendedores. N. 192