Para poder hablar de los niños/as superdotados debemos hacer referencia a dos conceptos: la inteligencia y el coeficiente intelectual.

La inteligencia, es un conjunto de habilidades que nos permiten aprender de nuestra experiencia y adaptarnos a nuestro medio, tales como razonar, comprender, interpretar ideas complejas, adquirir y utilizar adecuadamente información, resolver problemas, etc.

Para medir la inteligencia, se utiliza la psicometría que consiste en una serie de test que evalúan nuestros atributos o capacidades y que dan como resultado “el coeficiente intelectual” (CI), que es la puntuación de una persona en relación con su grupo de edad.

Un superdotado es aquella persona que tiene altas capacidades intelectuales o que tiene un alto coeficiente intelectual, es decir, que si la media de inteligencia de la población la situamos en 100 puntos, la mayoría se sitúa entre 80 y 120 puntos y el superdotado se sitúa a partir de los 130 puntos.

¿Cómo podemos saber si nuestro/a hijo/a es superdotado?

1.- Si observamos pérdida de atención. La mayoría de estos niños/as no están lo suficientemente estimulados como para mantener su interés, se aburren fácilmente y pierden constantemente la atención.

2.- Si sus intereses suelen ser distintos a los de sus amigos, es decir, tienden a jugar con otros juegos, a tratar otros temas, atienden a otros estímulos.

3.- Si son mas curiosos. Suelen tener una clara inclinación por adquirir nuevos conocimientos, por saber cosas diversas. Además, les suele gustar leer, les gusta la biología o las matemáticas.

4.- Si son creativos. Suelen tener iniciativas brillantes, una gran imaginación y gran sensibilidad para entender o percibir ciertas cosas, como el arte o la música.

5.- Son mas respondones y rebeldes.

6.- Gran capacidad de manipulación.

7.- Desarrollo precoz.

8.- Individualistas. Suelen actuar de forma independiente, quizás porque lo “común” les aburre.

9.- Herméticos. A veces se aíslan porque se sienten incomprendidos por los demás.

10.- Actividad intensa. Suelen ser impulsivos e inquietos.

En cuanto a su integración escolar, es necesaria una respuesta específica y acorde con sus necesidades por parte del centro educativo. Dentro de este contexto, se convierte en un alumno con necesidades educativas especiales, que es un concepto centrado en el apoyo y recursos necesarios para su desarrollo.

En este caso, el centro puede:

.- Acelerar su escolarización para compensar su alto nivel intelectual. Pueden avanzar hasta 2 cursos.

.- Adaptar los temas a tratar, al ritmo normal de una clase se le complementa con programas diversificados y más avanzados.

Es muy importante que se adapte a tiempo porque, si bien el superdotado nace (es una característica genética), es necesario y fundamental crear un ambiente adecuado para que se desarrolle, brindándole la oportunidad de enriquecerse y avanzar.

Artículo: EMA

—————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

¡ Te esperamos en chintin.com !. Bienvenidos/as.