EstreñimientoEl tránsito intestinal se altera en la gestación y produce malestar. Uno de los factores es la compresión que origina el útero gestante. Otro puede ser que la progesterona relaja las fibras intestinales, por lo que se ralentiza todo el proceso. Y también hay una situación hormonal que favorece la retención de agua y una mayor deshidratación de las heces. Además, influyen los suplementos de hierro que suelen recomendarse en el embarazo.

 

La dieta perfecta

  • Tomar alimentación rica en fibra (pan integral, fruta, verduras)
  • Beber agua
  • Hacer ejercicio. Las personas sedentarias tienen mayor probabilidad de padecer el problema.

También hay que tener en cuenta que el estrés favorece el estreñimiento.

Fuente: Diez Minutos. Nº 3.037