Los niños/as recibirán el mayor número de vacunas entre los 2 y los 18 meses. Hoy en día se utilizan preparados hexavalentes, que con una sola inyección protegen frente a seis enfermedades, o pentavalentes (cinco), con lo que se reducen los pinchazos.

Aparte de las vacunas oficiales, existen otras recomendadas por la Asociación Española de Pediatría (AEP) que no suelen estar financiadas por el Sistema Nacional de Salud, de modo que si queremos inmunizar a nuestros hijos/as debemos pagarlas. Y en algunos casos se deben administrar las vacunas de nuevo porque se ha perdido la inmunidad.

“Los niños/as con problemas inmunitarios, trasplantados o en tratamiento con quimioterapia deben ser revacunados con el tiempo”, indica el Dr. Fernando González Romo, microbiólogo clínico del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, y especialista en vacunas.

Vacunas Sistemáticas gratis:
Antihepatitis B (HB)

Protege frente a la hepatitis B, una enfermedad del hígado que en algunas personas puede ser crónica. Los bebés son vacunados con tres dosis, según dos pautas: a los 0, 2 y 6 meses o a los 2, 4 y 6 meses. Las pautas pueden variar de una comunidad autónoma a otra. Incluso hay algunas, como Madrid y Ceuta, que administran cuatro dosis, ya que utilizan la vacuna combinada hexavalente (difteria, tétanos, tos ferina, haemophilus B, polio y hepatitis B) a los 2, 4 y 6 meses de edad en bebés vacunados de la primera dosis al nacer.

En el caso concreto de los niños/as y adolescentes no vacunados según las pautas anteriores, pueden recibir a cualquier edad tres dosis según la pauta 0, 2 y 6 meses. Se administra con inyección intramuscular y raramente provoca reacciones, como inflamación en el lugar del pinchazo o fiebre baja.

Difteria, Tétanos y Tos ferina (DTPA/TDPA)

La vacuna protege frente a estas tres enfermedades. En los últimos años se ha registrado un aumento de niños/as con tos ferina, sobre todo en Madrid y Cataluña. Incluso con la vacuna hay brotes de tos ferina cada dos o tres años.

Se administran cinco dosis de vacuna (DTPa): a los 2, 4 y 6 meses, un refuerzo a los 15 o 18 meses (cuarta dosis) y a los 4 o 6 años (quinta dosis). La AEP recomienda otra dosis de recuerdo a los 14 o 16 años con el preparado para adultos (Tdpa), de baja carga antigénica de difteria y tos ferina, pero por el momento sólo se pone en Ceuta y Melilla; en el resto de las comunidades esta sexta dosis de recuerdo solamente es de tétanos y difteria (Td).

“Es probable que en el futuro se sustituya en todas las comunidades el preparado DTPa por el Tdpa de adultos en la dosis de vacuna de los 6 años, ya que se ha visto que la respuesta inmunitaria es igual pero produce menos efectos secundarios en los niños/as”, explica el doctor González. La reacción que suele originar es inflamación y dolor en el lugar de la inyección.

Antipoliomielitis Inactivada (VPI)

Se administran cuatro dosis inyectables: a los 2, 4 y 6 meses y otra a los 15-18 meses y la reacción que puede producir es leve: enrojecimiento e hinchazón en el lugar del pinchazo. Debe evitarse en niños/as con alergia grave a antibióticos (neomicina, polimixina B o estreptomicina).

Haemophilus Influenzae tipo B (HIB)

La vacuna protege frente a otitis, neumoníameningitis producidas por la bacteria Haemophilus influenzae. Se administran mediante inyección intramuscular cuatro dosis: a los 2, 4, 6 y 15 o 18 meses. Los efectos secundarios, poco habituales, son enrojecimiento, hinchazón y calor en el lugar de la inyección, que suelen desaparecer al día siguiente.

Meningococo C (Menc)

Protege frente a la meningitis producida por la bacteria meningococo C. Se administran tres dosis de vacuna conjugada mediante inyección intramuscular: a los 2, a los 4 o 6 meses y la tercera entre los 12 y los 18 meses. Puede ocasionar reacciones locales, fiebre y dolor de cabeza (irritabilidad en los bebés más pequeños).

Sarampión, Rubeola y Parotiditis (TV)

Es la triple vírica. Se administran dos dosis por vía subcutánea: la primera a los 12-15 meses y la segunda a los 3 o 4 años.

Puede ponerse con la vacuna de la varicela, pero si no se hace, se recomienda espaciarlas cuatro semanas. Produce más reacciones que el resto de las vacunas: fiebre alta (más de 39 ºC) y erupción cutánea, que suelen aparecer tras cinco días desde la vacunación y duran dos días. Los niños/as con alergia grave al huevo deben ser vacunados en un hospital. No se deben vacunar los alérgicos a la gelatina o neomicina, ni tampoco los inmunodeprimidos o con alteraciones en las plaquetas.

Artículo: www.crecerfeliz.es

————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en Twitter y Facebook.