YogaTodos conocemos el yoga, pero pocos sabemos que puede ser utilizado en niños pequeños, a través de simples ejercicios de respiración y relajación podemos ayudar al peque a enfrentar el estrés, la falta de concentración y su agresividad.

Recuerda que necesitas tener mucha paciencia y deberás motivar bien al peque, poco a poco el se adaptara. Lo ideal es hacer que el peque tome como un juego al yoga no le exijas mucho, pues sino se aburrirá.

La edad promedio para que el niño comience a practicar yoga es entre los 4 y 5 años.

Es recomendable practicar el yoga por las mañanas y también no permitir alimentos sólidos aproximadamente dos horas antes de las prácticas, esta técnica se debe realizar en un ambiente armoniosos, ventilado y limpio, donde los peques se sientan relajados, ellos deben usar ropas holgadas para brindarles mas comodidad.

El yoga ayuda tanto al niño como a la niña en los siguientes puntos:

1- Desarrollo y destreza de los músculos motores
2- Flexibilidad en las articulaciones
3- Mejoría de los hábitos posturales de la columna vertebral
4- Masaje de los órganos internos
5- Mejoría en los hábitos de la respiración
6- Estimulación de la circulación sanguínea
7- Mejoría de la autoestima
8- Baja en el nivel de estrés infantil
9- Perfeccionamiento de los sentidos
10- Agilidad y entereza
11- Calma y relajamiento
12- Estiramiento
10- Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación
11- Armonización de la personalidad y carácter
12- Oportuna canalización de la energía física
13- Mejor comprensión e interacción con los demás

Por otro lado puede practicarse en los peques desde el nacimiento hasta el primer año de vida, la madre puede construir movimientos donde se manipulan las extremidades y rotan las articulaciones, que junto a pequeños masajes acompañados de una música suave son una buena mezcla de yoga y estimulación temprana.

Fuente: Guía infantil