Déficit de atención y fracaso escolar

Déficit de atención y fracaso escolar

trastorno de atenciónEn España se estima que 1 de cada 20 niños/as (unos 300.000 menores en edad escolar) padece un trastorno por Déficit de atención e hiperactividad (TDAH), una enfermedad que afecta al desarrollo social y educativo de quienes la padecen. Tanto es así, que se calcula que uno de cada cuatro casos de fracaso escolar están relacionados con el TDAH.

No es capaz de prestar atención, aprende menos y le resulta difícil seguir el ritmo. Lo explica el jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, Javier Quintero. Quienes padecen TDAH pueden combinar síntomas derivados de las dificultades de atención y concentración, de un exceso de la actividad motora y de un mal o bajo control de los impulsos. Esto hace que aumente el riesgo de fracasar escolarmente y de tener problemas de conducta.

«Si el niño/a no es capaz de prestar atención en el aula, su capacidad para seguir aprendiendo de forma progresiva es cada vez más complicada, lo que hace que le sea más difícil seguir el ritmo y poder aprobar», reconoce este experto.

Entre un 70 y un 80% de las causas del TDAH son genéticas (entre un 70 y un 80%). Además, asegura Quintero, también son niñso/as que tienen más riesgo de sufrir acoso escolar que de producirlo: «Son más vulnerables, porque tienen dificultades de interacción con sus iguales».

De estos riesgos y esta situación alertan los autores del primer ‘Libro Blanco Europeo’ sobre este trastorno, elaborado por médicos, asociaciones de pacientes y familias a fin de ofrecer recomendaciones para mejorar su diagnóstico precoz y tratamiento y dar apoyo a los afectados.

Por su parte, las asociaciones de afectados piden que la ley de reforma educativa reconozca a los niños/as con este trastorno como escolares con necesidades específicas. Hasta ahora, cuatro comunidades tienen reconocido ese carácter (Murcia, Navarra, Baleares y Canarias), pero los afectados esperan que se extienda a todo el territorio nacional mediante una enmienda al proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), para lo cual se han dirigido a los grupos parlamentarios.

Los familiares reivindican que también se contemple esta enfermedad como crónica y que los fármacos necesarios para su tratamiento sean considerados de aportación reducida, con lo que el tratamiento mensual tendría un coste de 4 euros y no los 40 o 50€ que supone actualmente.

Artículo: www.20minutos.es

Fomentar la autoestima

Fomentar la autoestima

EsforzarseSegún un estudio realizado en el departamento de psicología de la Universidad de Temple, en Filadelfia, los investigadores han descubierto que llenar a los niños/as de piropos no es tan bueno como se pensaba para fomentar la autoestima. Lo ideal son los elogios y estímulos para ensalzar sus esfuerzos a la hora de hacer tareas difíciles.

Así, los niños/as pequeños que escuchan cosas como «te has esforzado mucho» en lugar de «que maravilloso eres» asumen mejor los desafíos cuando son mayores.

Articulo: Revista Ser Padres. Mayo 2013

La autoestima

La autoestima

autoestimaEs el sentimiento del propio valor como persona, y nada tiene que ver con la soberbia, el egocentrismo o el orgullo desmedido, tiene mucho mas que ver con la autoaceptación, es decir, con el reconocimiento de las propias habilidades y limitaciones, fallos y éxitos, sin sentimientos indebidos  de vanidad o autorreproche de ningún tipo.

Es fundamental saber que los cimientos de la autoestima se forman durante la niñez, sobre todo en la relación que tienen los niños/as con sus padres, que son las personas emocionalmente mas importantes para ellos. Un pequeño se querrá y se aceptará a sí mismo en la medida en que se sienta querido y aceptado por sus padres. Un amor sólido e incondicional, que se exprese en palabras y en actos, es la base de una buena autoestima.

Es importante:

  • Escucharles y valorar sus opiniones. Favorecer una comunicación fluida, compartiendo intereses, vivencias, etc.
  • Valorar y elogiar sus logros y progresos. Aplicarles adjetivos positivos: guapo, listo/a…
  • Ante un mal comportamiento, centrarse en el rechazo de la conducta y la necesidad de cambiarla en lugar de atacar personalmente y ridiculizarles. Es mejor decir «esto esta mal» que decir  «eres malo».
  • Marcar limites y normas claras que les guíen y muestren lo que pueden y no pueden hacer. Pero dentro de esos limites hay que respetar su libertad de acción.
  • Darles responsabilidades adecuadas a su edad, expresando confianza y favoreciendo que se sientan valiosos y competentes.
  • Animarles a superar pequeños fracasos y frustraciones, decirles que todo el mundo, también nosotros, fracasamos o nos equivocamos, pero que no hay que abandonar las metas por ello.

Articulo: Revista Ser Padres. Abril 2013

Disléxicos: aumentar el espacio entre las letras les ayuda a leer

Disléxicos: aumentar el espacio entre las letras les ayuda a leer

Niña estudiandoLos niños/as disléxicos pueden leer mejor y más rápido cuando hay una mayor separación entre las letras de un texto, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Actas de la Academia Estadounidense de Ciencias (PNAS siglas en inglés).

Este trabajo, realizado por investigadores europeos en 54 niños/as italianos y 40 franceses, todos con dislexia y con edades comprendidas entre 8 y 14 años, mostró que la precisión para descifrar las palabras se duplica y la velocidad de lectura aumenta un 20% cuando el espacio entre las letras es mayor.

Los científicos atribuyen este logro a que, con un mayor espacio, se mitiga el fenómeno de «aglomeración» de las letras que lleva a los disléxicos a no poder discernir claramente los caracteres.

Los trabajos presentados a los niños/as incluyeron 24 frases cortas que debían leer en dos versiones: una con el texto presentado de manera normal y otra con el texto presentado con mayor espacio entre las letras.

El texto normal estaba escrito con un tamaño de letra de 14 puntos, mientras que en la otra versión, el espacio entre las letras se incrementó 2,5 puntos (un punto es igual a 0,353 mm según los estándares).

Los resultados son particularmente alentadores porque separar más las letras no solo aumenta la velocidad de lectura de los niños/as disléxicos, sino que beneficia especialmente a los disléxicos más graves, lo que demuestra la eficacia del método.

Éste, sin embargo, no tiene efecto en los niños/as no disléxicos, según los autores, provenientes de la Universidad de Aix-Marseille (Francia) y del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS).

La dislexia es un trastorno que afecta la parte del cerebro dedicada a la interpretación de la lengua. No tiene cura. Para tratarla, suele recomendarse tutoría adicional y un intenso enfoque en la lectura.

Yahoo Noticias

Bilingüismo

Bilingüismo

Hubo un tiempo en que los educadores consideraban que el bilingüismo suponía una interferencia cognitiva, que minaba el desarrollo intelectual y académico de los niños/as. Efectivamente esa interferencia existe, ya que en un cerebro donde cohabitan dos lenguas distintas hay situaciones en las que un sistema obstruye al otro. No obstante, esta interferencia no es en realidad un obstáculo, ya que fuerza al cerebro a resolver conflictos internos y da a la mente unos «deberes» que fortalecen sus músculos cognitivos.

Trabajos realizados en 2004 por los psicólogos Ellen Bialystok y Michelle Martin-Rhee, con niños/as de preescolar, mostraron que los niños/as bilingües eran más rápidos ordenando objetos por forma y color, cuando la simbología se complicaba en juegos de rompecabezas.

La evidencia en éste y otros trabajos sugiere que la experiencia bilingüística mejora la «función ejecutiva» cerebral, un sistema de comandos que dirigen los procesos de la atención que empleamos para planificar, resolver problemas y realizar otros procesos mentales.

La diferencia clave entre las personas bilingües y las que solo hablan un idioma, es que los primeros muestran una capacidad mayor para percibir cambios en su entorno. Los bilingües deben cambiar de idioma muy a menudo (pueden hablar uno con su madre y otro con su padre) y eso hace que necesiten estar atentos a los cambios a su alrededor, tal y como nos sucede a nosotros cuando conducimos un coche.

Así pues, los efectos positivos del bilingüismo comienzan a notarse a una edad muy temprana, pero es que además, según ha quedado patente en un estudio reciente realizado en California con 44 personas adultas (muchos de ellos bilingües en inglés y español) también tiene ventajas cuando envejecen.

En dicho experimento, los investigadores descubrieron que los que dominaban ambos idiomas eran más resistentes a la demencia y a otros síntomas de la enfermedad del Alzheimer. Cuanto más alto era el nivel de bilingüismo, más tardaban los síntomas en aparecer.

 

Artículo: www.nytimes.com

————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en Twitter y Facebook.

El peque de la clase

El peque de la clase

Comparten curso y pupitre, pero entre un niño/a nacido en enero y otro de diciembre existe casi un año entero de diferencia. Y, según un estudio canadiense, esta diferencia de edad puede tener importantes consecuencias entre los 6 y los 12 años: los pequeños/as de la clase son a menudo sobrediagnosticados como hiperactivos.

Investigadores de la universidad canadiense de British Columbia han utilizado una muestra de casi un millón de niños/as de seis a 12 años para ver cómo afecta la cuestión.

Entre 1997 y 2008, los niños/as nacidos en diciembre tenían un 39% más de posibilidades de ser diagnosticados con TDAH que sus compañeros de enero. Un sobrediagnóstico que se tradujo en un 48% más de uso de fármacos para tratar esta hiperactividad.

Doce meses suponen una diferencia enorme a los cinco o seis años aunque dicha brecha se va equilibrando cuando el menor se acerca a los 11 o 12 años.

En el estudio, el sobrediagnóstico de diciembre fue incluso más llamativo cuando se desglosaron por separado los datos de niños y niñas. Para ellas, nacer a final de año supuso un 70% más de probabilidades de ser diagnosticadas con este trastorno que las nacidas en enero. Probablemente porque las niñas con TDAH son menos disruptivas, añade la doctora Anna Sans, jefe de la Unidad de Trastornos del Aprendizaje del Servicio de Neurología del Hospital San Joan de Deu de Barcelona, «y como tienen menos problemas de conducta en clase, el trastorno suele pasar más desapercibido».

El equipo canadiense, dirigido por Richard Morrow, considera que no existen razones genéticas para explicar este fenómeno y concluye que a menudo la inmadurez de los más pequeños de la clase se confunde erróneamente con hiperactividad (un síndrome que combina impulsividad, falta de concentración, dificultades para estar quietos, impaciencia, desorganización en el estudio…).

Y entre esos ‘daños colaterales’, el uso de fármacos es sólo uno de ellos porque los investigadores advierten también del peligro de ‘etiquetar’ a un pequeño, tratándole de manera diferente que a sus compañeros y alterando la percepción que puede tener de sí mismo.

Para huir de esos diagnósticos erróneos aconsejan, entre otras cosas, observar al pequeño en otros contextos diferentes de la escuela, en la que su inmadurez respecto a otros niños/as puede ser más patente. Un adecuado diagnóstico es clave para tratar los problemas de conducta de estos menores y evitar, entre otras cosas, fracaso escolar y secuelas en su edad adulta.

El trastorno por déficit de atención (con o sin hiperactividad) afecta a un 5%-10% de los niños/as en edad escolar (en una proporción de cuatro a uno para los varones). Tienen dificultades para concentrarse, interrumpen constantemente, les cuesta estar quietos y permanecer sentados, se mueven sin parar, se organizan mal en los estudios… Y aunque las causas que dan origen a este trastorno (el más frecuente en la edad escolar) no están del todo claras, cada vez se apunta a un cóctel de factores genéticos y ambientales.

 

Artículo: www.elmundo.es

————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en Twitter y Facebook.