EmbarazoEl fundamento de los métodos naturales es conocer el ciclo menstrual y mantener relaciones sexuales únicamente en los momentos en los que no es posible conseguir un embarazo. Su eficacia es bastante limitada porque los ciclos no son siempre regulares.

Método Ogino-Knauss

Consiste en evitar  el coito en los días cercanos a la ovulación. Cada mujer tiene que conocer las características de su ciclo para poder planificar los días en los que existe riesgo de embarazo.

Método Billings

También llamado del “moco cervical“. Este varía su consistencia, transparencia y elasticidad a lo largo del ciclo menstrual. Cuando la mujer está ovulando, adquiere una consistencia más viscosa y filante, similar a la clara de huevo. En esos momentos se debe evitar el coito.

Método de la temperatura basal

La temperatura corporal de la mujer varía a lo largo del ciclo ovulatario. Registrando cuidadosamente dichas variaciones, podemos saber cuándo hemos ovulado.

En los meses que siguen al parto y mientras se da el pecho, estos métodos no son en absoluto fiables porque los ciclos son muy irregulares.

La anticoncepción en el postparto está condicionada por el tipo de lactancia que damos a nuestro hijo/a:

  • Si damos lactancia artificial, no estamos protegidos frente a un nuevo embarazo, por tanto, debemos utilizar un método anticonceptivo desde la primera relación coital.
  • Si damos lactancia mixta (pecho y biberón o cualquier otro alimento), tampoco estamos protegidos. En este caso, no podemos utilizar todos los métodos anticonceptivos ya que alguno puede interferir en la leche con la que amamantamos a nuestro bebé. Se pueden usar los métodos de barrera con toda seguridad. De los hormonales, el único que estaría indicado sería la píldora de progestágenos (minipíldora) porque no perjudica la lactancia materna. La debe recetar el ginecólogo y también debemos visitarle si queremos colocarnos un DIU.
  • Si damos lactancia materna exclusiva, tan sólo podemos considerarnos protegidas si si cumplimos unos requisitos muy estrictos (método MELA). Se trata de un método basado en la amenorrea natural producida por el amamantamiento, para el que es estrictamente necesario:
  1. Que la lactancia sea exclusivamente materna, el bebé no debe tomar ningún otro líquido ni alimento (ni zumos, ni agua).
  2. Que la mujer no haya tenido ninguna regla.
  3. Que hayan transcurrido menos de 6 meses desde el nacimiento del niño/a.
  4. La mujer debe comenzar a amamantar inmediatamente después del parto, a demanda, sin introducir biberones ni chupetes y sin dejar pasar espacios de tiempo muy largos (no más de 6 horas) entre las tomas.
  • Si queremos complementar el método MELA con otro método anticonceptivo debemos tener en cuenta que no todos con compatibles con la lactancia. Los métodos que se pueden utilizar son los mismos que hemos comentado para la lactancia mixta.