Fue en abril de 1959 cuando se redactó la Declaración de Principios Universales del Niño y en algunos países se celebra durante este mes por este motivo, El texto se redactó en 1959 y cuenta con dos principios claros. La declaración recoge el principio de igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad. Además, insiste en la importancia de tener una protección para su desarrollo en todos los sentidos.

Está recogido también, entre otros aspectos, el derecho a la vivienda, la alimentación, la educación gratuita y, como no podría ser de otra forma, al amor de los padres y de la sociedad. Obviamente, también se estipula su protección contra cualquier tipo de crueldad.

La Organización de Naciones Unidas fija esta celebración el 20 de noviembre. Se trata de una jornada en la que la ONU insiste en la protección de la infancia y subraya su importancia para la sociedad.