Cómo ayudar a que los niños duerman la noche de Reyes

Cómo ayudar a que los niños duerman la noche de Reyes

Las navidades son una de las fechas favoritas de los más pequeños de la casa. Pero no solo llega con ilusión y regalos, también implica nervios y noches en vela. La víspera de Reyes se convierte, para muchos niños, en la noche más complicada para conciliar el sueño, desde aquellos que pretenden esperar despiertos toda la noche para poder descubrir a los Reyes Magos llegando en sus camellos, hasta los que no pueden aguantar las ganas de ver los regalos bajo el árbol muy temprano a la mañana siguiente.

Consejos para la correcta higiene del sueño en la noche más mágica del año:

1- Empezar el día a primera hora. Lo mejor para que los pequeños consigan descansar la noche antes de Reyes, es empezar el día a primera hora. Aunque los niños estén de vacaciones y puedan alargar los despertares por la mañana, este día es recomendable que no salgan de la cama más tarde de lo habitual.

2- Cansarles con un día lleno de actividades. Tras comenzar el día sin mucho retraso, es recomendable que la víspera de Reyes esté lo más llena de actividades posible y si puede ser al aire libre, mejor.

3- Nada de siestas. Lo mejor es evitar la de ese día y llegar así más cansados a la noche.

4- No rompas la rutina. En general, para que los niños consigan un buen descanso cada noche es importante mantener una rutina a la hora de irse a la cama. Seguir los mismos pasos, desde recoger los juguetes a lavarse los dientes y ponerse el pijama, ayuda a que los pequeños se acostumbren a un mismo recorrido antes de quedarse dormidos.

5- Relaja a los niños antes de dormir. Llegada la hora de acostarse, ayudará también a los peques que hablemos un rato con ellos o les contemos un cuento breve, lo que facilitará que se calmen, consigan dormirse.

www.cope.es

Relojes con GPS y teléfono para niños/as

Relojes con GPS y teléfono para niños/as

Los relojes con GPS y teléfono para niños/as y pre-adolescentes es un modo seguro de comunicarnos con nuestros hijos/as cuando están lejos sin los riesgos de un móvil y con un coste mucho más reducido.

No todos los relojes con GPS y teléfono son iguales, por eso es necesario tener en cuenta una serie de consejos a la hora de comprar un reloj con GPS.

1.- Servicio técnico propio. Hay que asegurarse que la marca dispone de un servicio técnico y atención al cliente especializado y accesible.

2.- Garantía. Como en cualquier otro producto se debe exigir una garantía de 2 años y esto lo asegurarás si la empresa es Europea.

3.- Devolución. Confirmar que hay opción a devolución. Tienes derecho a probarlo durante los primeros 15 días y a devolverlo si el reloj se encuentra en perfecto estado.

4.- Presencia en Redes Sociales. Es de gran utilidad asegurarse que la marca tiene perfiles propios en redes sociales con bastantes seguidores y buenos comentarios ya que esto indica transparencia.

5.- Variedad.  Una muestra de que la empresa es solvente es la variedad de relojes con GPS y teléfono.

6.- Calidad del reloj.

Sin duda los relojes con GPS y teléfono es una magnifica opción para niños/as entre 4 y 12 años, una gran opción para estar comunicados, que permite a los padres saber dónde están sus hijos/as.

Artículo: www.savefamilygps.com

Aprende a manejar los celos entre hermanos

Aprende a manejar los celos entre hermanos

Cuando somos niños, y comenzamos a desarrollar nuestras emociones, descubrimos un mundo de sentimientos agradables, como el amor o la alegría, pero, inevitablemente, también comezamos a experimentar sensaciones algo más amargas, como la la tristeza o la envidia. Así pues, los que tienen hermanos conocen bien la escena de dos hermanos que se pelean porque sienten celos del otro. Un escenario que verán reproducirse, unos años más tarde, en sus hijos.

Pero, ¿conocemos realmente por qué los niños sienten envidia hacia sus propios hermanos? Según los expertos pedagogos de RUBIO, la respuesta se encuentra en el contexto en el que crecen, ya que los niños están en plena etapa de su desarrollo emocional, en la que aprenden a compartir tanto cosas materiales como experiencias. Este proceso de crecimiento puede ser complicado cuando los niños consideran a sus hermanos como rivales, por lo que ambos querrán ocupar un lugar privilegiado en el núcleo familiar y, así, ganar el cariño de los padres.

Sin embargo, los celos no deben considerarse como algo negativo, sino que son un sentimiento natural que contribuye al desarrollo emocional y afectivo de los pequeños. Esta experiencia les ayuda a entender esa emoción, a familiarizarse con ella y a aprender a gestionarla, pero también debemos tener en cuenta que, si no les ayudamos, puede llegar a convertirse en un problema que afecte a las relaciones familiares.

Para evitar esta situación, los pedagogos de la editorial quieren compartir siete consejos para que esta etapa sea más llevadera para toda la familia:

  1. Los celos son un sentimiento natural, por lo que los niños no pueden evitar sentirlos. Por eso, no debemos castigar a nuestros pequeños cuando se sientan celosos, sino que debemos promover el desarrollo de estrategias para gestionarlos.
  2. Debemos intentar descubrir qué produce este sentimiento y comprender que es inevitable que los pequeños pueden verse como rivales el uno al otro. Por ello, se recomienda definir sus roles en la familia y dar su espacio a cada uno de ellos.
  3. Para que los niños se encuentren cómodos con su rol en la familia, los padres y madres debemos evitar las etiquetas, las comparaciones y los juicios de valor, ya que esto favorecería la rivalidad entre ellos.
  4. Mostrar cariño y dar palabras de afecto es una gran herramienta para demostrar a nuestros niños que queremos a todos por igual y que no tienen que enfrentarse.
  5. Otra gran técnica para fomentar el compañerismo y que compartan más tiempo juntos es diseñar juegos colaborativos que tengan objetivos comunes. De este modo, se evitará que compitan entre ellos y tendrán que ayudarse para lograr sus metas.
  6. En situaciones conflictivas, debemos mantener la calma y no forzarles a no sentir celos. Debemos tratarlos con naturalidad y tranquilizarlos con frases como “entiendo cómo te sientes” o “es normal que te sientas así, pero no tienes por qué preocuparte”.
  7. Cuando estén enfadados, no les obligues a disculparse o llevarse bien entre ellos. Lo mejor en estos casos es fomentar el diálogo e intentar que entiendan al otro.

Recetas con verduras congeladas. El bosque mágico. #Miverduracongelada.

Y aquí publico mi segunda receta realizada con verduras congeladas: mini zanahorias, coliflor, guisantes, etc. Como participante de la II edición de #Miverduracongelada promovido por ASEVEC.

Un momento entrañable compartiendo con mis hijos tanto pensando qué plato llevar a cabo como el momento de cocinar como el momento de decorar.

Y aquí os adjunto la videoreceta de nuestra creación.

Y a disfrutar!!!!

 

 

Recetas con verduras congeladas. Navegando entre verduras. #Miverduracongelada.

Hola a todos en esta ocasión os presento una receta que hemos preparado mis hijos y yo, ya que www,chintin.com participa en  la II edición de #Miverduracongelada, promovido por ASEVEC.

Os tengo que decir que ha sido un placer participar y compartir con mis hijos como es cada verdura que hemos cocinado, cuales son características y propiedades, un gran momento para animar a todos/as grandes y pequeños a consumir más verduras, en este caso hemos utilizado verduras congeladas, el sabor y la presencia ha sido espectacular.

A esta primera receta la hemos denominado Navegando entre verduras, ya que a partir de una patata cocida partida por la mitas hemos creado 2 barquitos deliciosos, rellenos de verduras congeladas cocidas, bacon. jamón y queso.

Y mi niña y mi nio, encantados al saborearlos.

Aquí os dejo la videoreceta con #Miverduracongelada.

A disfrutar!!!

 

www.chintin.com

Descanso y obesidad

Se trata de un estudio estadounidense que halló que los preescolares que se acostaban a dormir a las ocho de la noche disminuían en un 50% el riesgo de ser obesos 10 años más tarde. Esto comparado con aquellos niños/as que seguían levantados a las nueve de la noche. Así lo publica la revista Journal of Pediatrics.

Su autora principal, la doctora Sarah Anderson de la Universidad de Ohio señala: «Alentar a los niños/as a ir a dormir temprano es una forma de prevenir el sobrepeso».

El equipo estudió unos 977 niños/as nacidos en 1991, sin problemas de salud. Los mismos fueron monitoreados anualmente hasta sus 15 años. Se les preguntó a sus madres a qué hora dormían sus hijos/as cuando tenían 4 años de edad. Aproximadamente la mitad contestó después de las ocho de la noche, pero antes de las nueve. Un cuarto de ellas respondió a las ocho o antes, y el resto después de las nueve de la noche.

Al controlar el peso de los participantes al cumplir los 15 años, se vio que aquellos que se dormían a las ocho de la noche durante la niñez eran los que tenían menos riesgo de ser obesos en la adolescencia. Se observó también que el riesgo iba en aumento cuando los niños(as se dormían entre las ocho y las nueve de la noche, y más aún cuando lo hacían después de las nueve. Las tasas de obesidad en esos grupos en la adolescencia fueron, respectivamente del 10, 16 y 23%.

www.elobservador.com