La vuelta al cole, ¿uniforme sí, uniforme, no?

La vuelta al cole, ¿uniforme sí, uniforme, no?

En la Comunidad de Madrid, aproximadamente un 20% de los colegios públicos (unos 375)  han establecido a lo largo de la última década el uso de algún tipo de uniforme. Cataluña sería el otro extremo, donde tan solo hay un centro de titularidad pública en el que los alumnos lleven uniformes.

La psicóloga infantil y autora del libro Queremos que crezcan felices, Silvia Álava, tiene una visión muy positiva del uso de estas prendas, tanto para los hijos/as como de cara a los padres. “Como psicóloga no le veo ninguna desventaja para el desarrollo de la personalidad del niño/a. Evita diferencias y, sobre todo, cuando los menores son cada vez más utilizados como productos de marketing”. Visión totalmente contraria tiene José Luis Pazos, de la Confederación de Padres de Alumnos (CEAPA). “Partiendo de la premisa que la ropa forma parte de la personalidad, el hecho de uniformarlos a todos no contribuye a que los niños/as vayan amoldando su imagen”.

A favor:

  • Evita desigualdades. El no usar prendas de marcas es para muchos una gran ventaja que evita desigualdades sociales en los menores.
  • Tiempo y comodidad. Es un punto muy destacado. La mayoría considera que ahorra tiempo y es más cómodo al no tener que elegir cada mañana una prenda diferente.
  • Identificación común.  Hay quienes opinan que fomenta el sentimiento de pertenencia. Además de ser útil para la identificación si los escolares se desplazan .

En contra:

  • Falsa visión de la realidad. Frente a los que piensan que el uniforme fomenta la igualdad, están los que creen que oculta las diferencias sociales.
  • La falda es sexista. Para muchos padres, el uso de la falda para niñas es una práctica arcaica que contribuye al reparto de roles sexistas.
  • Negocio. Aunque en centros públicos las prendas son más baratas que en concertados y privados, los precios suelen ser más bajos cuando no son exclusivos.

La decisión de llevar uniforme en un centro público suele decidirse en los consejos escolares. En los colegios privados o concertados “dependerá de  las normas y estatutos. En el caso de que recoja su obligatoriedad, es muy seguro que también se prevea sanciones por no usarlo”.

En un estudio del Consejo Gallego de Competencia recogido por la Defensora  del Pueblo estatal  refleja que los uniformes básicos exclusivos suelen oscilar entre 171 y 195 euros, un precio tres veces superior al de los uniformes básicos (64 euros). El precio medio  de un chándal con el logo del centro público suele rondar los 30 euros (con descuento de asociación de padres);  los concertados entre 30 y 60 euros. En una gran superficie, por contra, sobre 10 euros

Artículo: www.20minutos.es

 

Vuelta al cole 2017-18

Vuelta al cole 2017-18

Todas las consejerías de educación de las diferentes comunidades autónomas ya han fechado el inicio del curso escolar 2017/2018, estipulando el inicio de las clases según cada estatuto. Una de las singularidades que hay que tener en cuenta a la hora de saber qué día empiezan los escolares es que no todos los colegios empiezan el mismo día. Por ejemplo, en todas las comunidades autónomas, los centros privados empiezan antes que los colegios públicos, a veces incluso varias semanas antes.

Educación Infantil y Primaria

La Rioja es la Comunidad Autónoma más madrugadora, pues las clases comienzan el 6 de septiembre. Le siguen Aragón y Cantabria, donde comenzarán el 7; y la Comunidad de Madrid, que no fecha su vuelta al cole hasta el día 8.

El 11 de septiembre es la fecha que comparten más comunidades en el inicio de las clases, siendo Andalucia, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Canarias, Ceuta y Melilla.

Entre las comunidades más tardías, se encuentra Cataluña (comienzan el día 12 de septiembre), Extremadura y Baleares (ambas el 13 de septiembre).

Como excepciones tenemos el caso de la Región de Murcia, donde el inicio del curso depende de los distintos municipios de la región. La Consejería de Educación ha dejado potestad a los centros escolares para estipular el comienzo de las clases, por lo que el inicio del curso en la mayoría de los municipios será el 7 de septiembre, pero también los hay que comienzan en otra fecha (5, 6, 8 y 11 de septiembre).

Otra excepción sería la fecha de comienzo en la Comunidad Foral de Navarra, donde todos los niveles de educación comenzarían entre el 4 y 6 de septiembre. Lo mismo sucede con País Vasco, donde las clases para todos los niveles no podrán comenzar antes del 7 de septiembre, pudiendo incluir el 7 como fecha de inicio.

ESO y Bachillerato

Los alumnos de ESO y Bachillerato empiezan las clases a la vez en la mayoría de comunidades autónomas, aunque cada una ha fijado un día del calendario para ello. Una regla que solo rompe Cantabria (donde la ESO empieza el 12 y Bachillerato el 14), y la Comunidad de Madrid (12 y 13 respectivamente).

Al igual que ocurre en Murcia con los niveles de Infantil y Primaria, también los centros escolares cuentan con autonomía para poner como fecha de inicio los niveles de ESO y Bachillerato.

Las comunidades autónomas que comparten la misma fecha para todos sus niveles son: Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Baleares, Ceuta y Melilla.

La comunidad que más se anticipa al inicio del curso son los riojanos, que empiezan el curso el día 8 de septiembre, mientras que los más pausados son los castellanoleonenses, comenzando el 18.

Artículo: www.abc.es

Educando para ser íntegros

César Bona,  se ha pasado 18 meses recorriendo España en busca de otra forma de enseñar. Fruto de ese periplo es el libro Las escuelas que cambian el mundo.  Bona, quien estuvo entre los 50 finalistas al Mejor Profesor del mundo en la primera convocatoria del premio Global Teacher Prize (una especie de premio Nobel del profesorado),  asegura que “se habla de que es necesaria una reforma educativa, pero ¿la sociedad está preparada para cambiar?”.

Es interesante e importante el hecho que por fin los medios de comunicación estén dando importancia a la educación en positivo. El hecho de que los partidos hablen de que es necesario un pacto también es importante.

Los partidos deben evaluar la situación. Evaluar es algo que hacemos a diario todas las personas. Ver lo que no se ha hecho bien y hacerlo de otra manera. Está claro que por muchas reformas que se han hecho en los últimos años no hemos ido a mejor.

Somos seres sociales, pero educamos a entes individuales. Cuando entras en un aula y ves los pupitres de uno en uno mirando hacia la pizarra ya sabes qué tipo de interacción va a producirse. Los alumnos escucharán al profesor y repetirán en su mente lo que dice, si es posible sin hablar. Eso debe cambiar. Es decir, hay que estimular el trabajo en equipo, el compromiso social. Ser maestros es un gran privilegio y una gran responsabilidad cada día. Tenemos que tener la mente abierta y dispuestos a aprender de todos los que nos rodean: compañeros, niños, padres… El gen de aprender de los compañeros es fundamental. Crear un vínculo con las familias también es fundamental. Cada día los profesores tienen que ser conscientes de la gran responsabilidad que tienen cuando cruzan la puerta del aula y que van a marcar la vida de los chicos y chicas que tengan la suerte de tenerlos como maestros.

Todo el mundo habla de que es necesaria una reforma educativa, pero la cuestión es si la sociedad está preparada para ese cambio que todos pedimos.

Hay escuelas en todos los sitios de España que hacen cosas muy bonitas y funcionan a nivel académico y social. Esos tienen que ser nuestros grandes referentes.  Cuando se habla de innovación no se trata de cambiarlo absolutamente todo, sino de repensar las cosas. Se trata de poner en el centro al niño/a, no al currículum educativo ni al maestro. Y a partir de ahí, ver si queremos educar entes individuales o entes sociales que sepan usar el conocimiento.

Hay miles de maestros y maestras que desean ser formados, esa misma formación debería ir a las universidades y a la administración. De lo contrario siempre caminaremos por senderos paralelos y no se cruzarán. Si todos miramos en la misma dirección sí se podrán cambiar las cosas.

Los informes de PISA valoran la empleabilidad, la competitividad y no tienen en cuenta otro tipo de cosas que sí se enseñan. Hay competencias que no mide, como el respeto a las diferencias, la cooperación, las emociones…El fin de la educación no es crear seres empleables. Hay gente que solo piensa que hay que formar para trabajar, pero de lo que se trata es de crear seres íntegros. Cualquier jefe o compañero requiere gente que vea retos en lugar de problemas, que sean creativos, que sepan trabajar en equipo, respetuosos… Todo eso es lo que debe trabajarse.

Si los niños/as van al colegio con ganas de aprender ya tenemos la mitad del camino recorrido. Si alguien está saturado no tiene ganas de volver a lo mismo, pero eso es algo que nos pasa a los adultos también.

En el sistema memorístico todo se resume en, que lo que da el profesor, el alumno se lo devuelve a través de un examen. Falta la participación, que los alumnos se sientan implicados tanto en la escuela como en la sociedad. Una de las destrezas de un maestro debe ser encontrar el talento de cada niño/a. Hay que invitar a la reflexión a los niños/as también y dar importancia a cuestiones como la autoestima. El factor que más influye en el éxito académico es el autoconcepto y las expectativas que tienen los demás de ti. Para formar seres íntegros, el conocimiento es una de las partes que hay que tener en cuenta, pero es preciso educar en la frustración, en la resiliencia, en la autoexigencia, en el respeto a las diferencias… Y todo eso no se tiene en cuenta en PISA.

Artículo: www.eldiario.es

Educación digital

Educación digital

El mundo digital está transformando la sociedad en la que vivimos, y es precisamente en el ámbito de la educación donde el impacto de la tecnología es mayor.

Según el informe “Educación Digital. Potenciando las competencias digitales y las habilidades del Siglo XXI”,  publicado por Telefónica en enero de 2016, mantener una enseñanza basada únicamente en la transmisión de información no es una educación para el siglo XXI, las nuevas generaciones deben utilizar modos diferentes de trabajo en el aula y desarrollar competencias y nuevas habilidades. Y es que, el aprendizaje no acaba en la última unidad del libro; sino que es algo que nunca termina.

La tecnología puede respaldar el trabajo colaborativo de los estudiantes y ayudar a desarrollar sus competencias. A través de la investigación, los estudiantes tendrán que buscar información sobre la materia en cuestión. Y mediante la creación, expondrán sus ideas para aprender mejor la materia. El intercambio insta a la clase a poder consultar y encontrar un apoyo. Con el desarrollo se planifican los temas y se diseñan acciones para la clase. Y a través de la interacción, los estudiantes debaten, analizan los temas en grupo y dialogan sobre la materia. Esto va a permitir que se impliquen en una labor más colaborativa.

Los profesores tienen un papel fundamental en el proceso de innovación, pues sin ellos sería imposible la combinación de las TIC con los alumnos. La forma de enseñar de los docentes cambia en el momento en que tienen que desarrollar sus actividades dentro de un entorno virtual. Lo primero que debemos poner sobre la mesa es la necesidad de que los profesores tengan los conocimientos requeridos para poder integrar la tecnología en su enseñanza. Esto supone que los profesores tienen que estar en continua formación para proporcionarles una confianza adicional. Lo segundo es que estos docentes deben responsabilizarse del proceso global de enseñanza y aprendizaje. Para ello es necesario que el profesor participe de forma activa en el proceso de diseño y elaboración de los materiales de aprendizaje y en la distribución de los mismos, así como en su actualización y mejora de los materiales.

La mayoría de los estudiantes hoy en día tienen habilidades en el manejo de las TIC, están acostumbrados a comunicarse a través de mensajes de texto y a usar las redes sociales para informarse de lo que está ocurriendo a su alrededor. Esta circunstancia implica otro cambio importante: que el profesor y el libro ya no son el único medio por el que los jóvenes reciben conocimientos. El centro educativo tiene que preparar a sus alumnos no solo para acceder a las informaciones, sino también para saber crear conocimientos basados en las mismas.

La comunidad educativa debe saber aprovechar las nuevas posibilidades que ofrecen las TICs y generar nuevas experiencias para conseguir obtener un mejor rendimiento y una mayor atención del alumno.

www.blogthinkbig.com

Uso del ordenador en el aula

Uso del ordenador en el aula

Ordenador en el aulaLos alumnos españoles se sitúan considerablemente por debajo de la media de la OCDE en su capacidad de lectura digital, incluso por debajo de los estudiantes de países con resultados similares en lectura impresa.

El informe «Students, Computers and Learning: Making the Connection» («Estudiantes, ordenadores y aprendizaje: Haciendo la conexión»), con datos de 2012, arroja datos preocupantes para los estudiantes españoles, como que uno de cada veinte (4,6%) no fueran capaces siquiera de navegar para hallar la información necesaria.

Además, quienes sí navegaron se perdieron en la red más a menudo que los alumnos de otros países, recoge el estudio comparativo, realizado en 64 países. También se encuentran los estudiantes españoles por debajo de la media en la resolución de problemas matemáticos computerizados, según el informe.

La OCDE destaca que España ha invertido mucho en la compra de equipamiento y que en 2012 los colegios tenían casi un ordenador para cada dos alumnos de 15 años. Además, los estudiantes españoles dedican más tiempo a navegar en internet que la media de los países de la OCDE.

Según uno de los autores del informe, Francesco Avvisati, los problemas que evidencia el informe con respecto a España radican en la falta de habilidades técnicas pero también en las dificultades para manejarse en un espacio abstracto o para dirigir la búsqueda.

La principal conclusión del estudio es que utilizar el ordenador en la escuela no implica automáticamente que los alumnos logren ser más competentes, por lo que la OCDE pide que los sistemas educativos inviertan con más eficiencia en el aprendizaje de las nuevas tecnologías.

La directora general adjunta de Educación de la OCDE, Montserrat Gomendio, comenta que la utilización de los ordenadores por parte de los estudiantes, tanto en la escuela como en sus casas, «no mejora necesariamente el rendimiento de los alumnos, y, de hecho, su uso excesivo lo empeora». Para Gomendio, si se observan casos concretos, «choca que los alumnos con mejores resultados en PISA, como Japón, Corea y Shanghái, hacen muy poco uso de las tecnologías en el aula, todo lo contrario».

«Lo que se ha hecho hasta ahora, repartir ordenadores, es algo simplista», según Gomendio, quien sentencia que «la tecnología nunca puede suplantar a un buen profesor o a una buena pedagogía. Puede amplificarlo, pero no sustituirlo».

El informe señala que el 42% de los alumnos de 15 años de Corea del Sur y el 38% de los de la urbe china de Shanghái utilizan un ordenador en el colegio, frente a la media del 72% del conjunto de los 64 países analizados, todos los de la OCDE y 30 Estados o economías asociadas. Sin embargo, los surcoreanos y shanghaineses están entre quienesobtienen mejores resultados en las pruebas del programa PISA de la OCDE sobre lectura digital y matemáticas computerizadas.

La formación del profesorado en medios digitales es una de las pistas que ofrece la OCDE para mejorar el rendimiento de los alumnos. Pero también alerta de que padres y docentes deben tener cuidado con los riesgos derivados de las nuevas tecnologías, como el exceso de información, el plagio, el fraude, las violaciones de privacidad o el acoso digital.

Artículo: www.abc.es

Hablando de drogas. Dialogar para prevenir

Hablando de drogas. Dialogar para prevenir

drogas adolescentesLos padres y las madres deben ser “observadores” de las necesidades, miedos, deseos, comportamientos y frustraciones de sus hijos e hijas. Desde la observación es posible intervenir a tiempo en la gran mayoría de las situaciones y reconducir problemas graves en la vida de los jóvenes. Para ello hemos de estar informados lo mejor posible y la respuesta a la mayoría de nuestras preguntas las podemos encontrar en un manual que ha sido escrito con lenguaje sencillo y cotidiano: “Dialogar para prevenir, ¿Qué hablo con mis hijos sobre drogas?“.

En el libro se realiza un recorrido que nos permitirá saber cómo dialogar para prevenir. Se tratan los factores que influyen en el inicio del consumo y las claves para prevenirlo y, de forma breve, las sustancias más consumidas por los jóvenes, las nuevas formas de consumo y los efectos perniciosos que cada una de ellas genera.

El periódico de la Farmacia. Nº 155