Mujer sujetando en brazos a bebéEntre 1 y 4 años, las articulaciones del codo y del hombro de nuestros hijos son aún delicadas. No las sometas a movimientos bruscos ni fuertes y nunca tires de sus brazos. Sin querer, le puedes provocar una luxación.

Si tiramos con fuerza de la mano o brazo de nuestros pequeños podemos provocar la salida del codo, un accidente que ocurre frecuentemente en menores de 4 años. Si tu hijo empieza a llorar y se niega a utilizar el brazo o no lo puede doblar, ir a urgencias pues es posible que se le haya salido el codo.

El médico que le atienda, mediante una maniobra sencilla, si la luxación es reciente, le volverá a colocar la cabeza del hueso dentro de la articulación.

La luxación del hombro es, después de la del codo, la más común.

Mejor prevenir:

  • Para jugar al avión con los peques, balancearles o columpiarles, sujetarles por debajo de las axilas.
  • No tirarles del brazo para levantarles del suelo

Noticia completa: Guía del niño nº 130/octubre 2009

Imagen: Inferis