concepciónEstos son algunos de los aspectos relacionados con el desarrollo de los primeros meses:

El gateo

Los padres deben de estimular al niño/a con ejercicios que faciliten su iniciación en el gateo que suele ocurrir entre los 7 y 11 meses de edad, y así pueda continuar con su desarrollo.

Una opción es ponerlo boca abajo y que levante la cabeza, para que aprenda a tener control del cuello. También con ejercicios que ayuden a fortalecer brazos y hombros, que le servirán para sostener su cuerpo.

El gateo es importante por diversas razones ya que es la primera actividad realmente compleja que el cuerpo realiza para tratar de coordinar los dos hemisferios cerebrales, al mover, por ejemplo, la mano izquierda y la pierna derecha simultáneamente. También es indispensable para mantener el equilibrio y la sincronización de la parte superior con la inferior del cuerpo, así como la derecha con la izquierda.

las destrezas de la coordinación neurológica del gateo le ayudan a tener  dominio de sus movimientos. El gateo le ayudará a conocer mejor el mundo que lo rodea.

Estímulo

A partir de los 3 meses se recomienda cogerle con cuidado de las manos, para que comience a levantarse. A  los 6 meses, sentarlo con la ayuda de almohadas, para que sienta el equilibrio de su cuerpo. Es conveniente ponerlo  boca a bajo durante breves minutos y sostenerlo del abdomen para que  aprenda, poco a poco,  a apoyarse en las piernas.

Ejercicio

Resulta beneficioso hacerle masajes al bebé en piernas y brazos cuando se le cambia de ropa o se le baña, para estimularlo. También se le puede ejercitar con movimientos en círculos o  hacia arriba y hacia abajo. Es esencial que sienta la flexibilidad  de las rodillas y  las ejercite.

Seguridad

Cuando el niño/a comience a gatear, hay que retirar los objetos con los que se pueda golpear o meter en la boca.

Peso

Cada bebé empieza a movilizarse a su ritmo. Sin embargo, hay niños/as a quienes les cuesta más que a otros debido a su sobrepeso. Es aconsejable que estos vean a otros que gatean para que se sientan estimulados para imitarlos.  Se recomienda premiarlo con aplausos cuando consiga hacer algún movimiento de desplazamiento por sí mismo.

Lenguaje

Entre los  12 y 13 meses, los niños/as deben decir como mínimo cinco palabras. El bebé que no se comunique verbalmente debe recibir el apoyo de los padres, quienes pueden hablarle y repetirle las sílabas para que vea los movimientos de la boca. El lenguaje se aprende por imitación.  También ayuda cantarle despacio melodías para que repita los sonidos.

Artículo: www.prensalibre.com