Podemos definir la usabilidad como la medida en la cual un producto puede ser usado por usuarios específicos (nuestros clientes) para conseguir objetivos específicos con efectividad , eficiencia y satisfacción, es decir, que nuestros usuarios/clientes encuentren la información que buscan con fácilmente y sin errores.

La usabilidad, hace referencia, a la rapidez y facilidad con que las personas consiguen lo que buscan a través del uso del producto objeto de interés (en este caso nuestra web)

Usabilidad significa enfocarse en los usuarios. Para desarrollar un producto usable, se tienen que conocer y entender  a los usuarios actuales o potenciales de nuestro producto. Las personas utilizan los productos para incrementar su propia productividad. El producto ha de satisfacer la necesidades del usuario: Los usuarios son gente ocupada intentando llevar a cabo una tarea.

Importancia de la usabilidad

Si realizamos nuestra web teniendo en cuenta este principio, conseguimos:

  • Una reducción de los costes de producción: los costes y tiempos de desarrollo totales pueden ser reducidos evitando el sobrediseño y reduciendo el número de cambios posteriores requeridos en el producto.
  • Reducción de los costes de mantenimiento.
  • Reducción de los costes de uso:  Si el usuario no encuentra lo que busca puede perder el interés y no volver a nuestra web.
  • Mejora en la calidad del producto: el diseño centrado en el usuario resulta en productos de mayor calidad de uso, más competitivos en un mercado que demanda productos de fácil uso.

En una web hay que definir claramente qué hay que hacer para cumplir el objetivo