Niño con dolor
¿Qué es?

Es una sensación de molestia, malestar o queja que el niño/a refiere al abdomen.

Es muy frecuente y suele estar relacionado con muchos procesos casi siempre benignos (estreñimiento, gases, diarrea, “nervios”).

Algunas enfermedades no localizadas en el abdomen también pueden provocar dolor abdominal (anginas, catarro de vías altas, neumonía, otitis).

¿Qué se debe de hacer en casa?

.- Intentar valorar la intensidad sin preguntar al niño/a constantemente. Observar si juega, si el dolor desaparece al dormir, le despierta por la noche o le obliga a reposar.

.- Dejar que el niño/a mantenga su actividad normal.

.- Tener en cuenta cuando ha defecado al última vez y como eran las deposiciones.

.- En principio, mantener una dieta normal, sin forzarle a comer.

.- Observar si se asocian otros síntomas: vómitos, fiebre, alteración del color de la orina o de las heces.

.- No utilizar ningún medicamento sin consultar con su pediatra.

.- Si el niño/a se queja de forma habitual de dolor abdominal, principalmente matutino, es importante que no deje de ir al colegio.

¿Cuándo se debe acudir a urgencias?

.- Si el niño/a tiene mal estado general, está decaído, pálido.

.- Si el dolor se hace continuo, cada vez más intenso, de tal manera que, el niño no mantiene su actividad habitual o duerme mal.

.- Si el dolor se localiza en el lado derecho del abdomen.

.- Si su hijo/a tiene vómitos continuos, verdosos o con sangre.

.- Si las deposiciones son negras, como alquitrán, o tienen sangre roja.

.- Si el abdomen está tenso, duro o hinchado.

.- Si el niño/a ha sido operado de abdomen recientemente.

 

Artículo: www.hospitalbasurto.com