Hay muchas razones que pueden llevar al fracaso de una campaña de Social Media pero uno de los motivos más habituales por los que las empresas no consiguen los resultados perseguidos en Facebook, es porque cometen una serie de errores en su fan page.

Los más habituales son los siguientes:

  • Un error común es no contar con un experto en Social Media. Los contenidos que una marca comparte en Facebook no son, ni mucho menos, aleatorios. Es importante buscar un punto de equilibrio entre aquel contenido que se ha comprobado que tiene éxito. De esta forma se consigue que los fans compartan la información y que ésta llegue a un público todavía más amplio.
  • Otro error muy habitual es ignorar a la comunidad. Los fans no son sólo un número, son personas con ganas de compartir e interactuar. Es importante estar atentos a sus comentarios, responder sus dudas e interactuar para conocerles mejor y poder ofrecerles contenido que sea de su interés.
  • En relación con el contenido algunas marcas cometen un grave error y es que piensan que su campaña de marketing online debe centrarse única y exclusivamente en hablar de sí mismas, cuando la realidad es que nada espanta más a los seguidores que ver publicidad en un muro a todas horas. Es importante que la marca hable de sí misma pero no debe ser ésta su única actividad en esta red social, hay que ir más allá y compartir contenido de interés general que sea del agrado de los seguidores.
  • La frecuencia de publicación es otro de los caballos de batalla cuando se hacer marketing online. Dejar el perfil abandonado durante días y no publicar nada desde luego no es la mejor manera de mejorar la imagen de la marca, pero tampoco es bueno irse al otro extremo y pasarse el día publicando. Lo más adecuado es una media de dos publicaciones diarias.
  • Por último, un error muy habitual es no informar de la creación del perfil en las redes sociales. Desde luego una campaña de Social Media no puede tener éxito si los clientes potenciales no saben que la marca está en Facebook, por ello es importante poner los botones sociales bien visibles en la web, incluir la noticia de la creación de la página de fans en la newsletter y si es posible, informar de ello en las ubicaciones físicas de la marca (tiendas, locales, etc.)

Artículo: www.empresas2cero.com