BebéUna fractura es la rotura de un hueso a consecuencia de un impacto fuerte. Puede ser de dos tipos, abierta (que deja la lesión al descubierto) y cerrada, no visible pero que se detecta por ciertos síntomas.

Debe confirmarse mediante radiografías. Son muy dolorosas y si no se curan bien pueden producir complicaciones e incluso dejar secuelas o deformidades.

Causas: Las fracturas no son habituales en los bebés, aunque cuando ocurren, la mayoría de las veces se deben a caídas accidentales. Mucho menos frecuentes, aunque existen, son las fracturas de clavícula tras un parto difícil (se puede romper si hay problemas al extraer el hombro del bebé o durante un parto de nalgas).

Síntomas: El primer signo cuando un hueso se rompe es un chasquido, aunque otros síntomas son un dolor muy intenso (el bebé llora desconsoladamente), incapacidad de mover la parte afectada, y tumoración, hinchazón y enrojecimiento de la zona.