Señal de prohibido fumarMás del 50% de los niños españoles son fumadores pasivos, ya sea porque fuman los padres o porque lo hace la persona responsable de su cuidado, según las estimaciones del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Según Rodrigo Córdoba, vicepresidente del CNPT, “Los niños expuestos padecen un 70% más de infecciones respiratorias y catarros que los no expuestos al humo del tabaco, presentando además un mayor riesgo de padecer otitis purulentas crónicas, faringitis y amigdalitis. El riesgo de neumonía en hijos de padres fumadores es 4 veces mayor que el de los niños cuyos padres no fuman y el 42 % de los niños que padecen una enfermedad respiratoria crónica son fumadores pasivos. También se ha demostrado que los hijos de madres fumadoras tienen más ingresos hospitalarios por bronquitis y neumonía y el humo de tabaco no solo agrava el asma infantil sino que lo causa”.

Además, una de las consecuencias que se derivan del fuerte impacto del tabaquismo pasivo en es estado físico de los niños es el absentismo escolar.

Cada año se registran en España cientos de hospitalizaciones de niños con asma, bronquitis o neumonías, pero lo peor es que también se dan casos de muerte súbita por exposición al humo de tabaco en lactantes.

Artículo: El periódico de la farmacia. 2º Quincena/Enero 2010. Nº 87