Gafas de solEl sol es dañino para la vista y en verano las gafas de sol pueden ser convenientes para todas las personas, también para los más pequeños.

De ello alerta el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña (Coooc) ya que tan solo el 2% de los niños/as utiliza gafas de sol, cuando los ojos no completan su total desarrollo hasta los 25 años y por tanto una escasa protección puede conllevar problemas.

Los ojos son 20 veces más sensibles que la piel a los efectos nocivos del sol, por lo que hay que protegerlos especialmente en verano, cuando los rayos ultravioletas triplican su intensidad respecto al invierno.

La pupila de los niños/as es mayor que la de los adultos y permite la entrada de más cantidad de luz, que el cristalino que actúa como filtro no está totalmente desarrollado y que los tejidos oculares de los menores tienen menos pigmentos y por ello protegen menos.

El 80% de la radiación uv que se acumula en la vista de los niños/as tiene lugar antes de los 18 años y una parte importante de las enfermedades oculares graves, principalmente las relacionadas con la edad, son resultado de la acumulación de la exposición a estos rayos.

Los ópticos han recordado que según datos del Libro Blanco de la Visión en España, solo el 17% de las 28,5 millones de gafas de sol que se venden cada año en el país se adquieren en tiendas especializadas, lo que consideran un riesgo añadido porque no tienen las garantías de salud necesarias.

www.20minutos.es