Sales de SchüsslerLa homeopatía es una medicina desarrollada hace más de 250 años por el médico alemán Samuel Hahnemann, cuyo principio fundamental es la Ley de Similitud (lo símil cura lo símil). Lo que significa que, si le damos al enfermo dosis bajas o infinitesimales de una sustancia que administrada a dosis altas a personas sanas, provoca en estos síntomas semejantes o parecidos a los del enfermo.

En la segunda mitad del siglo XIX, el Dr. Samuel Hahnemann, descubrió experimentalmente la utilidad de las llamadas sales inorgánicas para la recuperación de la salud; pero no se llegó a precisar su empleo terapéutico.

Posteriormente, el Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler (1821-1898), retomó esas investigaciones.

El Dr. Schüssler teniendo en cuenta la Ley del Mínimo de Liebig (el científico alemán Justus von Liebig formuló la “Ley del Mínimo” aplicada a la ecología, que indica que si un nutriente esencial es deficiente, el crecimiento de la planta será malo aún cuando los otros nutrientes se encuentren en cantidades adecuadas), estableció que la pérdida de la salud es debida a la falta de ciertos minerales en las células. Estas insuficiencias solamente podían ser observadas en las cenizas de los cuerpos, por lo que analizó las cenizas de un gran número de personas que habían sido cremadas y descubrió que en todos los seres humanos siempre hay por lo menos la carencia de una sal fundamental o base y de otra secundaria o complementaria, lo que propicia sus enfermedades.

Con su estudio, logró identificar qué minerales se encuentran mayoritariamente en nuestros órganos, qué funciones tienen y qué molestias son provocadas por una alteración de los mismos.

El Dr. Schüssler identificó 12 Sales Bioquímicas las denominadas “Sales de Schüssler”.

Las Sales de Schüssler son 12 minerales que se encuentran  en nuestro organismo de forma natural y que ingerimos diariamente  cuando nos alimentamos. Schüssler descubrió que a partir de estas 12 sales minerales se podían fabricar remedios constitucionales mucho más efectivos que cuando los ingerimos.

Las Sales de Schüssler NO proporcionan al cuerpo los minerales que necesitan, sino que ayudan a compensar las alteraciones en la distribución y absorción de los minerales que tenemos en nuestro organismo.

Tras años de intensa experiencia, se puede decir que estos remedios producen los resultados deseados y esperados rápidamente, que son inofensivos y frecuentemente originan curaciones que se consideran espontáneas

Estas sales no se clasifican como medicamentos. Son consideradas como alimentos, puesto que son integrantes del cuerpo humano.

Sales de Schüssler:

Sal Nº 1 – Calcium fluoratum (Calcárea Fluórica, Calcárea Fluor (homeopatía) o Fluoruro de calcio (química). Ayuda en los problemas de piel, uñas y huesos.

Sal Nº 2 – Calcium phosphoricum (Kali phosphóricum, Kali Phos o Fosfato de calcio). Favorece el crecimiento. Es la sal de los huesos.

Sal Nº 3 – Ferrum phosphoricum (Ferrum Phosphóricum, Ferrum Phos o Fosfato de hierro). Fortalece el sistema inmunológico.

Sal Nº 4 – Kalium chloratum (Kali Muriáticum, Kali Mur o Cloruro de potasio). Membranas mucosas.

Sal Nº 5 – Kalium phosphoricum (Calcárea Phosphórica, Calcárea Phos o Fosfato potásico). Músculos y nervios.

Sal Nº 6 – Kalium sulfuricum (Calcárea Sulphúrica, Calcárea Sulph o Sulfato de potasio). La sal anti-toxinas..

Sal Nº 7 – Magnesium phosphoricum (Magnesia Phosphórica, Magnesia Phos o Fosfato de magnesio). Dolores y calambres.

Sal Nº 8 – Natrium chloratum (Natrum Muriáticum, Natrum Mur o Cloruro de sodio). Regula el metabolismo líquido.

Sal Nº 9 – Natrium phosphoricum (Natrum Phosphóricum, Natrum Phos o Fosfato de sodio). Estabiliza el metabolismo.

Sal Nº 10 – Natrium sulfuricum (Natrum Sulphúricum, Natrum Sulph o Sulfato de sodio). Desintoxicación y excreción.

Sal Nº 11 – Silícea (Sílice). La sal del cabello, de la piel y del tejido conjuntivo.

Sal Nº 12 – Calcium-sulfuricum (Kali Sulphúricum, Kali Sulph o Sulfato de calcio). La sal de las articulaciones.

Aviso: Este artículo es meramente informativo. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia recomendamos que consulte con su médico.

Laboratorios DHU