Papá Noel2Mañana 24 de diciembre, Nochebuena, nuestros hijos esperan sus primeros regalos de estas fiestas.

Aunque hace años, la noche mágica era el 5 de enero y todos esperábamos con gran ilusión la llegada de los Reyes Magos, ahora nuestros hijos tienen diferentes opciones: los Reyes Magos, Papá Nöel, Olentzero o el Tiét.

Reyes Magos: En la antigüedad el calificativo de mago era otorgado a la gente que adivinaba el futuro mediante la interpretación de las estrellas.

Según cuenta la historia, hubo el resurgimiento de una estrella, interpretada por los magos, que coincidía con el nacimiento de Jesús y que había de ser el rey de los judíos. Entonces estos reyes que venían de Oriente se desplazaron hasta Jerusalén, para ver este recién nacido que debería ser el Salvador de la humanidad.

La denominación de reyes se les dio hacía el siglo XII y que significaba que eran los grandes representantes del país de donde eran originarios.

Los colores de la piel de los reyes era representativo de que eran los emisarios de todas las razas, ya sea la blanca, negra, o la morena (moros, gitanos…)

El número de Magos no está claro, pero el número de tres, se dijo porque era la interpretación de los regalos ofrecidos al recién nacido como futuro Rey de reyes “Oro al padre como rey”, “incienso para el Espíritu Santo” y “Mirra para el hijo, como símbolo funerario por la futura muerte en la cruz”.

La fecha del 5 de enero se implantó después y se ha guardado como fecha “mágica” para el repartimiento de regalos para todos.

Papá Nöel: Existe la leyenda de un holandés llamado San Nicolás de Mira (Sinter Klass) que era famoso por ayudar a los niños pobres, o con problemas. Según cuentan, este hombre a parte de ayudar a los niños, el día de su santo (6 de diciembre), se dedicaba a hacerles regalos y que posteriormente esta fecha fue trasladándose hasta hacerla coincidir con la Navidad.

La difusión de la festividad se hizo a su manera según el país que la celebrara “Knecht Ruprecht en Alemania”, “Pere Nöel en Francia”, “Fhather Chistms en Inglaterra”,….Pero la apariencia de este personaje era de una persona vestida como un obispo y con aspecto serio.

La figura actual de Santa Claus, fue obra de un caricaturista norteamericano alrededor del siglo XIX.

Olentzero: Personaje del País Vasco. Es un carbonero que vive aislado en el bosque vasco pero que para estas fechas se acerca a las ciudades para ser homenajeado por todos, especialmente por los niños que esperan ansiosos el cargamento escondido en una enorme bolsa.

Parece ser que el Olentzero vive por allí desde hace muchísimo tiempo. Podría ubicarse en las antiquísimas celebraciones del solsticio de invierno. El cristianismo adaptó las costumbres locales anteriores a sus nuevas creencias y así el personaje del Olentzero se habría convertido en el anunciador de la noticia del nacimiento de Jesús.

El “tió”: Es una tradición catalana muy antigua. Tiene su origen en las montañas, principalmente en pueblecitos donde la mayoría de la gente vivía de la ganadería.

Normalmente se celebra el día 24 o 25 de diciembre, con toda la familia reunida.

El tió propiamente dicho es un tronco de árbol cubierto por una manta que tras picarlo con palos deja ir regalos, normalmente dulces o pequeños detalles.

Generalmente antes de picar al tió se canta un villancico mirando al belén (mientras los padres colocan debajo del tió los regalitos).

Después se suele cantar una canción al tió mientras se le dan los golpes con el bastón. Al finalizar de cantar los más pequeños levantan la manta del tió y aparecen los dulces…

Para recordar: Regalar con sentido común. También es un buen momento para retirar los juguetes que ya no usan y que ellos mismos se encarguen de entregarlos a otros niños que no tienen.