Mujer fumandoCientíficos norteamericanos llegan a la conclusión de que si la madre fuma durante el embarazo, el hijo tiene más riesgo de sufrir hiperactividad.

Además, el riesgo de sufrir este trastorno crece si el niño ha estado en contacto con el plomo. Dicho metal es muy tóxico para el sistema nervioso y ahora también se conoce que potencia la hiperactividad.

Por ello, se recomienda evitar pinturas sin ese metal o dejar correr el grifo antes de coger agua para beber o cocinar ya que la concentración de plomo en las tuberías es muy alta.

Otra buena recomendación es, que los niños se laven las manos antes de comer.

Noticia completa en: antena3noticias.com

Imagen: Unlimited