La parotiditis es una infección muy contagiosa producida por el virus del mismo nombre que afecta sobre todo a los niños/as, adolescentes y adultos jóvenes.

La fuente de contagio es la saliva de las personas infectadas, por lo que el mecanismo de transmisión común es por el contacto directo de gotitas de saliva o por medio de objetos contaminados con saliva infectante, como pueden ser vasos o cubiertos. Una vez que el virus está en el organismo, tarda entre dos y tres semanas en comenzar a dar los síntomas típicos de la enfermedad.

La infección afecta a las glándulas que producen la saliva, sobre todo a las parótidas (situadas en la cara justo debajo de las orejas). Se produce una inflamación de las mismas (aumentan mucho de tamaño) y aparece un dolor que puede ser intenso. Puede producir cefalea y fiebre. En ocasiones puede complicarse con una meningitis de características benignas o con inflamación de los testículos, de los ovarios o del páncreas.

Protege a tus hijos

La enfermedad se previene a través de la vacunación. Dada la globalización existente y los viajes internacionales, han de mantenerse altas tasas de vacunación para evitar la aparición de epidemias importantes.

Hay una vacuna que combina este virus con los del sarampión y la rubéola, por lo que se denomina vacuna triple vírica. Contiene virus vivos atenuados y hace que las personas vacunadas desarrollen defensas que evitan la infección en caso de contacto. La razón de administrarse las tres juntas es evitar que los peques sufran de más por tanto pinchazo. Aunque se mezclan las 3 vacunas, el valor protector de cada una de ellas se conserva íntegro y no se producen más efectos adversos.

Actualmente en los calendarios infantiles españoles se aplican dos dosis de vacuna triple vírica: la primera entre los 12 y 15 meses, y la segunda entre los tres y los seis años.

Es una vacuna muy efectiva, con alto nivel de protección y muy segura aunque, en ocasiones poco frecuentes, puede producir fiebre pasadas una o dos semanas de su aplicación, manchas cutáneas que desaparecen con la presión de la piel o más raramente una pequeña inflamación de las glándulas salivares.

Artículo: Mi Pediatra. Nº 57

—————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podras conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

¡ Te esperamos en chintin.com !. Bienvenido.