Sobrepeso y embarazoEl sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de parto prematuro natural antes de las 32 semanas, y de parto prematuro inducido (para evitar posibles complicaciones) antes de las 37 semanas. Es la principal conclusión de un amplio estudio llevado a cabo por la McMaster University de Ontario (Canadá), que ha analizado los datos de 84 informes previos.

Los responsables de la investigación recuerdan que, a diferencia de otras causas de parto prematuro, el sobrepeso y la obesidad pueden evitarse. De esta forma se reduciría el riesgo de trastornos en el bebé relacionados con un nacimiento antes de tiempo, que puede provocar graves complicaciones en el recién nacido, incluso la muerte.

Por todo ello, los expertos de la universidad canadiense recomiendan a las mujeres que pretendan ser madres y que tengan sobrepeso u obesidad perder esos kilos de más antes de quedarse en estado.

Si el embarazo se produce antes de la pérdida de peso los médicos deben vigilar especialmente su evolución, ya que la obesidad puede causar, entre otros efectos, trastornos cardiovasculares, diabetes e hipertensión durante la gestación.

Artículo: noscuidamos.com